El Proximity Marketing es una manera de comunicarse con el shopper basado en su ubicación y comunicación a través de un smartphone o dispositivo móvil.

El uso de la tecnología permite que las marcas tengan contacto cada vez más directo y personalizado con el consumidor. De esta manera pueden ofrecerles promociones más adecuadas a su estilo de vida, en el lugar y tiempo preciso; en el momento de la verdad.

Esta no es una tendencia, sino un must para los retailers, ¿por qué?

Primero y antes que nada debemos saber que las cadenas de retail en Estados Unidos y el Reino Unido, por mencionar algunos de los países donde desde hace algunos años usan esta tecnología, ya han integrado esta estrategia para entender mejor al shopper y ofrecerle una mejor experiencia de compra.

Con el cambio tecnológico que también hemos experimentado en los últimos años, las aplicaciones fueron un punto de partida para implementar mercadotecnia de proximidad o proximity marketing.

Las apps iniciaron para lanzar ofertas de los retailers, luego mediante estas aplicaciones se pudo hacer una lista de compras, con el objetivo de llegar a la tienda y que la app recordara tus pendientes y productos.

Luego, con el mejoramiento de la tecnología, las estrategias de proximity marketing fueron implementándose mediante dispositivos móviles y posicionamiento con la tecnología Bluetooth, NFC, RFID y GPS.

Ya hemos platicado sobre cómo funcionan esas tecnologías, puedes ver un artículo referente aquí. El problema es que aún los retailers latinoamericanos no han visto el potencial en sus estrategias de venta y experiencias al cliente.

En cuanto a las ventajas del uso de beacons en retailers podríamos mencionar la siguientes:

  • Están preparados para aguantar ante condiciones extremas.
  • Su batería puede durar hasta 2 días.
  • Presentan una sencilla instalación.
  • La tecnología Bluetooth no depende de ninguna red de datos, por lo tanto, los beacons no consumen la tarifa de datos del usuario.
  • El usuario no siente que es una tecnología intrusiva.
  • Es una forma perfecta de geolocalización indoor del usuario.

Eso sí, pese a presentar estas ventajas, es cierto que estos son algunos de los inconvenientes que presenta este tipo de tecnología:

  • Obligan al usuario a tener instalada la app de la empresa.
  • Para no saturar al usuario, habría que cuidar mucho la política de envío de notificaciones.
  • Acorta la autonomía de los dispositivos móviles, aunque no consume tanto como la tecnología GPS.
  • El costo en México por el kit de instalación con 3 beacons está alrededor de 2,000 a 3,500 pesos. Más el costo de la programación y desarrollo o implementación de la app sugieren una inversión que pocos se animan a hacerla.

Las compañías que están usando esta tecnología pueden ofrecer experiencias de compra personalizadas, generar un mapa del comportamiento del cliente y además mejorar su rotación de producto e incrementar sus ventas. La inversión en instalar esta tecnología realmente vale la pena.

A continuación puedes ver el uso de proximity marketing y cómo ayuda a los retailers.

IKEA

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL