Expertos en marketing y líderes de marca coinciden en que aplicar promociones durante el año es una excelente manera de incentivar la compra, aun cuando el consumidor no va con intensiones de adquirir algo.

Datos del Estudio Anual sobre preferencias en Promociones 2018, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, ese año se destinaron 3,372 millones de pesos en promociones, una estrategia que, según un 89.8 por ciento de los mexicanos, es sinónimo de ahorro, además de que del total que aprovecha una promoción lo hace de forma recurrente.

Efecto búmeran en un descuento y cómo evitarlo

El descuento es una de las promociones que, en México, puede derivar en muchas más compras, pues el año pasado esta promoción fue la que un 54.2 por ciento prefirió en punto de venta.

Puedes consultar: Neuromarketing y promoción: ¿qué es el efecto búmeran en un descuento?

A pesar de ser una de las más buscadas y de las que mejores resultados ofrece a las marcas, cada empresa debe tener cuidado al momento de aplicarlo, pues no en todos los casos esta promoción resulta positiva, derivando en el efecto bumeran, entendido como una baja en ventas de cierto bien o servicio.

Esto se puede dar cuando una marca aplica el descuento en productos premium o en aquellos que no son de primera necesidad, pues en el primer caso se le puede relacionar con algún daño de fabricación; mientras que en el segundo al ser un producto del cual se puede prescindir, no impulsará siempre la compra.

Para que este efecto no se presente y afecte la estrategia promocional, es clave que antes de tomarla como opción se considere al público, tipo de producto o servicio, su categoría e imagen de la marca.

Adicional a esto, unan manera de no recurrir a un descuento que pudiera ser contraproducente, se sugiere que se aplique una oferta, es decir, que se dé un 2×1 o 3×2, de manera que el cliente tenga la impresión de que obtendrá un beneficio, más que estar adquiriendo algún bien o servicio de baja calidad.

Otra manera es apoyarse con un mensaje de escasez, es decir, comunicarle al cliente que ese descuento en particular se dará solo en esa ocasión, algo que sí incentivará la compra, pues el cliente no querrá desaparecer.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL