El #PRI y su última batalla

380

Es decir, el @PRI_Nacional ya está viviendo en carne propia los primeros síntomas de su desenlace final en las urnas del 2018, que desde ahora nos adelantan la extinción final del #Priismo como lo conocemos y para así dar paso a la más grande recomposición de fuerzas políticas desde 1988; pero no necesariamente al renacimiento del Ave Fénix tricolor.

Sin embargo, lo que le pase al #Priismo es lo de menos, ya que “el problema nunca fue el enfermo sino los síntomas” que no se atendieron a tiempo, los cuales le provocaron esa enfermedad crónica-degenerativa y que hoy ya lo tiene en su etapa terminal.

En este orden de ideas, el modelo del partido hegemónico que emocionó a las “fuerzas vivas” es hoy un “viejito decrepito”, tal y como los Diputados en función de Decanos que están haciendo la Constitución de la #CDMX, y me atrevo a mencionarlos, porque ellos son el reflejo de que el Dinosaurio no se atreve a morir, pero en su agonía está matando a todos los demás e incluidos los famosos #Priennials -que por cierto son una vergüenza-.

Más aún y lo increíble es que no se hayan dado cuenta de que la “alineación vertical” ya no funciona y si medio funcionaba con Manlio era por su propio oficio político y no porque fuera lo ideal en pleno Siglo XXI; tan es así, que en cuanto él dejo la Presidencia del @PRI_Nacional este sistema empezó a agrietarse rápidamente y tiene al punto del colapso al edificio tricolor.

Por otra parte, los recurrentes errores desde la Casa Presidencial han sido factores y precursores determinantes para que el #Priismo haya entrado solo y sin piloto en un oscuro túnel del cual no saldrá bien librado pronto y mismo que arrastrara a toda a la fauna que convive dentro de ese partido político.

De esta misma manera, me resulta interesante reflexionar qué podría pasar cuando el @PRI_Nacional pierda su última batalla histórica hasta quedar en cenizas y es ahí precisamente dónde las dudas me asaltan, toda vez, que dentro del #Priismo conozco gente muy valiosa como ignorantes sabelotodo; gente dedicada, trabajadora y con valores, pero también vulgares fanfarrones y oportunistas al por mayor; así como también líderes de alto nivel como impresentables jefes de grupillos que en nada enaltecen a un partido político.

Finalmente, me parece que la suerte del #Priismo estaba echada desde el inicio de este #Sexenio y el final está cada día más cerca, pero tal parece que alguien ya pactó y solo dejará que el @PRI_Nacional se desangre en nombre de una “democracia” bipartidista como en la que vivimos; al tiempo.

Si tienen alguna duda no dejen de mandarme sus comentarios y con gusto se los responderé.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL