En lo que respecta al retail, al momento de montar una tienda, se cuidan una gran cantidad de detalles: desde la colocación y el montaje de un anaquel hasta incluso la iluminación y la música que existen en dicho espacio, son cualidades que no son seleccionadas al azar, sino que son escogidas de manera consciente, con la finalidad de generar un ambiente amigable y confortable para cualquier persona que entre en ella, pero también para inducir la compra. Pero las decisiones estratégicas no se concentran en su interior, sino que también involucran cuestiones externas, como, por ejemplo, la ubicación que tendrá el punto de venta. ¿Cómo se puede seleccionar adecuadamente este aspecto? ¿Por qué hay que prestar mucha atención en él? En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los aspectos más importantes sobre este tema.

El principal aspecto por el cual es importante seleccionar de manera adecuada la ubicación de un punto de venta radica en que se debe colocar donde su público meta no sólo lo pueda encontrar, sino también donde la gente lo pueda encontrar cuando lo necesite, con relativa facilidad.

De poco sirve tener la ubicación más privilegiada en la vialidad más concurrida de un lugar, si por dicho espacio no transita al gente que pertenece al target con el que estamos trabajando. Necesitamos estar donde ellos se encuentran, por donde pasan todos los días y por donde podamos brindarles una solución rápida.

Entendido lo anterior, es fundamental seleccionar cual será el espacio en el que se encuentre ubicado nuestro punto de venta. ¿Cómo lograr esto? Esto se puede conocer en gran medida a través de la investigación de mercados in situ. Habrá que ir al sitio que se quiere ocupar para sondear si en la zona están nuestros clientes, pero también para saber qué tanta de nuestra competencia se ubica en dicho lugar, para tenerlo en cuenta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL