En México, una de las preocupaciones del consumidor mexicano al realizar compras en línea es la protección y utilización de sus datos personales, que a pesar de los esfuerzos de las marcas por comunicar que la información de sus usuarios está protegida (y que además están obligadas por particulares), la incertidumbre continúa.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indican que el 47.7 por ciento de los usuarios de Internet realizan compras o pagos en línea, y se estima que más del 75 por cierto de cibernautas mexicanos han entregado algún dato personal en plataformas donde es necesario dar algún dato para realizar una actividad.

En marketing, la preocupación de la información personal cobra una mayor relevancia especialmente al llevar a cabo una investigación de mercados de manera online. En nuestras bandejas de correo electrónico es seguro que en algún momento hemos recibido una invitación para contestar una encuesta o la solicitud para dar nuestra opinión sobre ciertas temáticas, con la finalidad de que una marca o casa encuestadora obtenga datos para llevar a cabo una investigación.

Las plataformas digitales son un canal que permite conocer de manera segmentada y detallada el comportamiento del consumidor y sus intereses. Sin embargo, sino se cuenta con los protocolos de seguridad adecuados estas mismas plataformas tienen el potencial para dañar a los usuarios a través de la exposición de su información personal que se ha almacenado en alguna base de datos.

Por tanto, si se cuentan con los procedimientos adecuados para llevar a cabo la recolección y posteriormente el análisis de datos, es importante brindar confianza al usuario sobre la formación proporcionada, que será utilizada únicamente con fines estadísticos. De esta manera la encuesta y la investigación no se realizarán de manera forzada lo que proporcionará resultados sin sesgo y honestos.

En agosto de 2017, Google fue demandada ante un tribunal federal de Estados Unidos por infringir la Ley de Invasión de Privacidad de California, ya que las acusaciones señalaron que la compañía mantenía activa la ubicación de sus usuarios a pesar de que se haya inhabilitado el servicio.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL