• Alphabet es una de las empresas más valiosas del mundo al ser valorada en 741 MMDD, por debajo de Microsoft con 1.007 billones de dólares, según datos de S&P.

  • Para el año pasado, los ingresos de Google en todo el mundo llegaron a los 160.74 MMDD, de acuerdo con datos de Statista.

  • Para este 2020 se espera que haya 50.5 zetabytes de información generados durante el año, según IDC.

Los datos se han convertido en el nuevo oro negro de la época contemporánea. En este sentido, cada vez son más las empresas que buscan no sólo recopilar la información de la gente, sino que también quieren trabajar con ella, con la finalidad de generar modelos de comunicación mucho más personalizados y precisos, con retornos de inversión más altos. Ante esta carrera por obtener la data de la gente, grandes empresas tecnológicas han sido señaladas de conseguirla a través de malas prácticas, según mencionó el estado de Arizona (en Estados Unidos), que presentó una demanda contra Google, de acuerdo con the Independent.

De acuerdo con la demanda interpuesta por las autoridades estatales, Google habría recurrido a prácticas que no sólo son engañosas, sino también injustas para obtener específicamente los datos de ubicación de los usuarios, los cuales posteriormente son usados en el negocio de publicidad de la compañía, de cual, sea dicho de paso, obtiene la gran mayoría de sus ingresos.

Según las autoridades locales, Google viola la Lay de Fraude del Consumidor, ya que por medio de sus aplicaciones realiza el seguimiento de la ubicación de los usuarios, sin que ellos estén plenamente conscientes de que se realiza dicho operación.

En la demanda presentada contra Google se describe que el gigante tecnológico hace uso no sólo del GPS, sino que también usa la conexión al WiFi y el Bluetooth, con la finalidad de conocer cuál es la ubicación de los usuarios, ya sea que lo haga en tiempo real o que se recopile la información de las personas para posteriormente trazar una ruta de dónde pudo haber estado.

Es importante mencionar que Google, al igual que Apple, fueron recientemente señalados en distintos foros de robar los datos de las personas por medio de su API que se desarrolló para detectar de manera temprana caso de COVID19; sin embargo, dicha tecnología sólo brinda las herramientas para que los gobierno locales y federales puedan hacer sus propias aplicaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL