Museo del Prado sorprende con su gaming de una de sus más importantes exposiciones

Para los que no puedan asistir la exposición de la sala 39 del Museo del Prado "El Gabonite de descanso de sus majestades", podrán visitarla con RV.

102

El marketing cultural se ha desarrollado de manera considerablemente desigual en distintas partes del mundo. Por ejemplo, en México se ha comenzado a incursionar en el su de la realidad virtual para llevar a los asistentes por el “Templo de la Serpiente emplumada”, un espacio de reciente descubrimiento y de difícil acceso. Con la finalidad de que más personas lo conocieran, se realizó esta experiencia de la mano de Samsung. En el caso de España, en el Museo del Prado se trabajó con un gaming de RV de la Sala 39, en el cual “El Gabinete de Descanso de sus Majestades”, de acuerdo con información del portal del recinto cultural.

La exposición “El Gabinete de Descanso de sus majestades” junta todas las piezas que han sido expuestas en dicho espacio desde hace 200 años, por lo que es un producto cultural muy atractivo para las personas, quienes podrán apreciar las distintas piezas que lo componen a través de una experiencia interactiva de gaming.

Quienes deseen hacer uso de esta experiencia interactiva deben entrar al sitio oficial del Museo del Prado, quienes podrán entrar a él a través de una computadora de escritorio o un dispositivo móvil, lo cual facilita la utilización de lentes de realidad virtual.

Entre las recomendaciones las recomendaciones que brinda el Museo del Prado para quienes deseen participar en esta experiencia inmersiva se encuentran que debido al peso del gaming (que es de 50 MB), es importante que el usuario esté conectado a una red y que podría algunos minutos en cargarse.

Cabe destacar que la finalidad de esta experiencia inmersiva es que quienes no puedan asistir a la exposición (la cual estará montada hasta el 24 de noviembre), puedan visitarla y deleitarse con los 44 cuadros que la conforman. Es importante mencionar que, para hacer que todas esas obras convergieran, se requirió de un gran esfuerzo museográfico.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL