• El gobierno de los Estados Unidos registró 6.6 millones de solicitudes por desempleo en la semana pasada.

  • Hasta el 2 de abril, se registraron 236,000 casos por coronavirus en suelo norteamericano, según datos de Statista.

  • Según información de JPMorgan Chase, se estima que dicha nación puede experimentar una contracción del 2 por ciento para el primer trimestre y del 3 por ciento para el segundo.

A finales de diciembre, cuando comenzó a surgir información sobre una extraña enfermedad que atacaba a las personas en Wuhan, China, nade podría pensar las dimensiones que podría tener la que después se convertiría una pandemia. Desde entonces hasta ahora, la cantidad de casos por coronavirus COVID19 ascienden a los 1,002,159, de acuerdo con datos de la John Hopkins University. El epicentro de la enfermedad en la actualidad es Estados Unidos, cuyo cantidad de pacientes fue de 236,000 para el día jueves. Ante esta emergencia de salud, los estadounidenses enfrentan otro problema: las altas tasas de desempleo.

Ocasionado por el cierre de empresas y de locales a lo largo y ancho del territorio de los Estados Unidos, las autoridades de esta nación registraron un máximo histórico en la cantidad de solicitudes por desempleo: para la semana pasada, el número de formas llenadas llegaron a los 6.6 millones, cantidad que se suma a las 3.1 millones de peticiones de subsidios que se recibieron hace un par de semanas.

Ante la situación, el gobierno de los Estados Unidos aprobó hace algunos días el mayor presupuesto para emergencias que se haya visto en los últimos años: 2.2 billones de dólares, que serán destinados, en parte, para hacer frente al desempleo y no desamparar a las personas que han perdido su forma de sustento.

Sin embargo, a pesar de que el apoyo del gobierno de Estados Unidos será grande, los retos no serán menores para los desempleados en los siguientes meses. De acuerdo con estimaciones de JPMorgan Chase, se estima que para el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto de Estados Unidos registró una contracción del 2 por ciento, mientras que para la segunda parte del 2020 se espera que se pierda hasta el 3 por ciento.

Sin embargo, ¿por qué la pérdida de empleos en Estados Unidos es un tema que debe importar a México? Bank of America hoy lanzó una proyección para el PIB mexicano, el cual caería un 8 por ciento; sin embargo, esta caída podría ser peor si su principal aliado estratégico, su vecino del norte, no logra recuperarse con rapidez.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL