Para los consumidores, el etiquetado en alimentos y bebidas representa una de las múltiples medidas con las que se pueden evitar diversos problemas de salud. Por ello, es importante que la información en esta parte del empaque, esté completa y no sea engañosa.

¿Por qué esto es importante? Porque aunque las marcas deberían asumir automáticamente su responsabilidad por mantener informado con datos reales a los consumidores, la procuraduría Federal del Consumidor Mexicano, ha reportado que existen marcas que no cuentan con el contenido que la etiqueta señala.

Por lo anterior, la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051: Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados – información comercial y sanitaria; ha establecido que el nuevo etiquetado en México, será parecido al que se estableció en Chile desde hace tres años.

¿Cuáles serán las modificaciones en el etiquetado?

Este modelo integra un sistema de advertencia, que basado en sellos octagonales, identifica los productos con altos niveles calóricos, de sal, grasas y azúcares. Por lo que, entre más sellos, el producto resultará ser más dañino para la salud.

Con respecto a este nuevo etiquetado, Hugo López Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, afirmó que ya se cuenta con el respaldo del Comité de Normalización, en el cual se discuten los acuerdos y modificaciones de las diferentes normas oficiales mexicanas.

Del mismo modo, el subsecretario señaló que muy probablemente, también será parte de la norma el colocar sellos a productos con sustancias edulcorantes no calóricos y cafeína.

Por su parte, Jaime Sabludovsky, empresario y presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, se mostró negativo ante los cambios en la norma, buscando encontrar el apoyo del gobierno para no establecerla oficialmente, ya que, tal como lo sostienen algunas empresas, el cambio causaría daños en la economía a nivel nacional.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL