Posicionar una marca en la mente del target requiere de un marketing BTL que destaque, que arriesgue e innove, tal como McDonald’s y Coca-Cola lo han hecho desde el momento en que nacieron.

Todos sabemos la relevancia de cada marca pero, sólo para darnos una idea de la magnitud y poder de cada una de ellas, basta con mirar algunas estadísticas sobre estos gigantes.

Por el lado de McDonald’s, en un ranking de Statista donde se revelaron las 10 marcas de fast food más valiosas del mundo, este restaurante se ubicó en el primer lugar, con un valor de 88,654 millones de dólares, y reportando ingresos de 24,620 millones de dólares, ambas cifras sólo en 2016.

Coca-Cola, por su parte, ha sido catalogada como la marca más consumida mundialmente por quinto año consecutivo, de acuerdo con Kantar Worldpanel. Sólo en México, los productos de esta refresquera están en 98.7 por ciento de los hogares en el país.

¿Por qué ambas empresas son una autoridad en el marketing BTL mundial?

Sus altas ventas mundiales, ingresos que superan los recabados un año antes, portafolio amplio de productos, publicidad por todos lados, patrocinios en eventos importantes y estar en el inconsciente de cada consumidor y que sea capaz de recordarla, sin que esté frente a su logotipo o campaña se debe, en gran medida, a su marketing BTL.

A diferencia de décadas atrás, estas dos marcas mantienen una forma de pensar y actuar, donde no se dedican a vender sus productos, sino que venden su marca, es decir, destinan todos sus esfuerzos a promocionarse como empresa que son, llevando su branding más allá de lo tradicional, permitiéndoles llegar a diversos segmentos poblacionales. ¿Y cómo es que lo hacen?

  • No promocionan productos, venden experiencias: Si hay algo que busca el target desde hace un par de años es que sus marcas le den experiencias, que los involucren y los hagan parte de la empresa. Activaciones, campañas de promoción, y los storytelling que a lo largo de años han hecho, son algunas estrategias que los colocan como hacedores de experiencias.
  • Impulsan la convivencia familiar: Aunque para algunos esto resulte algo incómodo o lucrativo quizá, tanto McDonalds como Coca-Cola buscan siempre fomentar la convivencia familiar en gran parte de sus campañas, de ahí que estas marcas le den al consumidor una experiencia, que está por encima del producto.
  • Precios accesibles: Dada su demanda, ambas empresas pueden abaratar sus precios, lo cual los hace accesibles para todo público.
  • Relaciones y alianzas estratégicas: Es bien sabido que McDonald’s vende Coca-Cola, y que su campaña “We are unlimited” promociona a su partner Coca-Cola. Ambas marcas tienen un renombre mundial, son las mejor posicionadas dentro de su industria y qué mejor manera de reforzar su branding y presencia en la mente del target que trabajando juntos, con valores y objetivos similares, donde el número de consumidores aumenta.
  • No venden hamburguesas o refrescos, sino momentos y emociones: el hecho de que cada campaña aborde una situación, lugar y momento del día específicos denota que, sin importar la fecha y el horario, o con quien estemos, siempre un refresco o una hamburguesa es el pretexto perfecto para sentirse bien, en compañía de alguien.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL