Este año ha sido muy interesante para el Marketing Político, y en específico por las diferentes noticias que han girado en torno al presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Si bien este personaje de la clase política no deja de dar de qué hablar. Las últimas críticas en su contra fueron por la invitación a Donald Trump, otro personaje que destaca por mucho, pero menos por su tolerancia y sencillez.

Este acto fue muy juzgado en las redes sociales, ya que no es secreto que el candidato presidencial republicano estadounidense no quiere a los mexicanos. Pero el asunto aquí fue que Peña Nieto quedó como un peón en la campaña presidencial de Estados Unidos, mientras que su supuesta defensa por los inmigrantes mexicanos quedó en duda.

De acuerdo con los medios nacionales, los índices de popularidad de Peña Nieto continúan a la baja, y por el actuar del mandatario ya no podemos decir que se está esforzando por crear una campaña de personal branding.

No menos importante fue el caso de plagio sacado a la luz por Carmen Aristegui y su equipo de investigación. Según esto, el 29% de la tesis de Peña no fue citado como dicta la ley de Derechos de Autor.

De modo que historiadores como Enrique Krauze, entre otros, no aparecieron en la bibliografía ni llegaron a la repartición de comillas.

Esto originó que un grupo de jóvenes lanzaran una petición a través de change.org a fin de que la Universidad Panamericana anulara a Peña Nieto su título de Maestría en Administración de Empresas, pues sin licenciatura éste no sería válido.

Peña

Resulta curioso pues la estrategia de Marketing Político de Peña Nieto para su cuarto informe de gobierno fue nada menos que reunirse con unos 300 jóvenes para rendir cuentas. Sin embargo, son precisamente los jóvenes lo que no están contentos con su gobierno.

En un sondeo realizado por InformaBTL a través de Twitter se obtuvo que al 50% no le gustó el informe de gobierno, un 40% optó por no verlo y un escaso 10% dijo que sí le gusto.

Queda claro que Peña Nieto no está actuando conforme a un líder político, y esto quedó demostrado desde antes de llegar a la silla presidencial. Basta recordar que su preocupación siempre fue aparecer en la pantalla de Televisa. 

En su libro, Peña Nieto, el gran montaje, Jenaro Villamil reveló que entre agosto y diciembre de 2008, en el principal noticiario de Canal 2, a Peña Nieto se le destinaron un total de 23 horas y 21 segundos, de las cuales 23% fueron infomerciales con la imagen del gobernador mexiquense y 57% ‘notas informativas’ relacionadas con su gobierno.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL