Una de las principales tareas que deben realizar las marcas y las empresas es comunicarse con su público meta, con la finalidad no sólo de presentarle sus productos o servicios que ofrece, sino también para persuadirlos de que los adquieran. Para hacerlo, existen distintos canales de comunicación, los cuales serán usados de acuerdo a las necesidades y finalidades que se busquen. Uno de los más importantes es el marketing BTL, el cual tiene algunas ventajas y que hay que tener en cuenta.

El marketing BTL tiene la capacidad de realizar acciones mucho más segmentadas. No busca llegar a la mayor cantidad de gente posible (sin importar si son afines a los productos pm servicios que se ofrecen), sino que lo que se desea es llegar a las personas adecuadas.

Las experiencias se han convertido en la columna vertebral del marketing BTL. Por medio del desarrollo de vivencias es posible dejar una huella en la memoria del público meta, de tal manera que lleven consigo una memoria que esté asociada a la marca.

Por medio de marketing BTL es posible generar acciones que sean más relevantes para el público meta. Por ejemplo, se pueden generar experiencias con base en un determinado suceso o evento que haya pasado en un determinado momento y que sea relevante para la gente.

Otro de los detalles importantes con los que cuenta es que es se pueden, a través de las acciones de este tipo de marketing, generar una comunicación más personalizada y directa con el público meta, lo cual no sólo tiene un impacto positivo en el retorno de inversión (ROI), sino también en otros indicadores como el engagement.

Cabe destacar que, por medio del marketing BTL se pueden tener un contacto más directo entre la marca y la gente, de tal modo que la firma se humaniza y deja de ser un ente impersonal y lejano.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL