• Los tiempos cambian y la necesidad de reinterpretar a las marcas también.

  • La muerte de George Floyd, a manos de policías, desató una ola de movimientos sociales que han puesto sobre la mesa nuevamente la discusión sobre el racismo.

  • Luego de 130 años la empresa Quaker Oats anunció que cambiará el nombre y la imagen de Aunt Jemima

Los tiempos cambian y la necesidad de reinterpretar a las marcas también. Las compañías son hijas de su tiempo y por tanto deben ir de acuerdo a ellos, los cambios de presentación son una pieza clave para intentar comunicar algo totalmente diferente y otorgarle a la marca en desarrollo otro tipo de valores.

La pandemia ha traído consigo una serie de cambios, paradigmas que se han derrumbado y se han instaurado nuevos. La cuarentena fue el factor determinante para que muchos movimientos sociales tuvieron un mayor eco, tal parece que muchas personas han salido de la cuarentena más enojados que nunca. La muerte de George Floyd, a manos de policías, desató una ola de movimientos sociales que han puesto sobre la mesa nuevamente la discusión sobre el racismo.

Un nuevo contexto

El racismo sistemático ha desatado no solo en Estados Unidos, pues la preocupación ya sobrepasó la frontera, una acalorada discusión. El racismo jerarquiza y categoriza cuerpos, el color de piel puede ser la diferencia para tener acceso a la justicia o no. Tal parece que la mejor manera para atacar estos prejuicios es combatir su normalización.

Los medios de comunicación a través de sus prácticas son quienes comunmente normalizan el racismo y la discriminación y las marcas también intentan hacer lo suyo en beneficio de terminar con los estereotipos de color. Una de esas empresas es Quaker Oats.

También puedes leer:

Nueva imagen en un contexto difícil

Luego de 130 años la empresa Quaker Oats anunció que cambiará el nombre y la imagen de Aunt Jemima. La compañía anunció que eliminar su logo, que muestra a una mujer afroamericana, es necesario pues la marca quiere contribuir para avanzar hacia la igualdad racial, según se explicó en NBC News.

“Reconocemos que los orígenes de Aunt Jemima se basan en un estereotipo racial. Mientras trabajamos para avanzar hacia la igualdad racial a través de varias iniciativas, nosotros también debemos analiar detenidamente nuestra cartera de marcas y asegurarnos de que reflejen nuestros calores y cumplan las expectativas de nuestros consumidores”, detalló Kristin Kroepfl, vicepresidenta y directora de mercado de Quaker Foods North America.

Sin dar más detalles el nuevo empaque, con otra imagen, se distribuirá a partir de este año y se anunciará un nuevo nombre. También la empresa se encargó de resaltar que donará aproximadamente 5 millones de dólares durante los cinco años próximos para apoyar a la comunidad negra.

Las marcas y el racismo

Las manifestaciones sobre el racismo ya llegaron hasta las puertas de diferentes marcas. Éstas han puesto atención en el tema y ya emprendieron algunas acciones, algunas han realizado donaciones o contrataciones.

El panorama actual es interesante pues al inicio cuando se hablaba de racismo las marcas decidieron alejarse de la problemática, sin embargo, ahora ya son entidades activas en la discusión, sus posturas ya desenvuelven una posición política.

A medida que el país norteamericano se ha desenvuelto en la temática, algunas marcas como Nike o la propia NFL han decidido apoyar el movimiento contra el racismo con donaciones y procesos de reestructuración en su sistema. Éstas decidieron que el 19 de junio dará el día a sus empleados para conmemorar el final de la guerra civil y el fin de la esclavitud en Estados Unidos, la fecha será otorgada con el fin de celebrar la cultura e historia de los afroamericanos.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL