Este fin de semana se vivió uno de los festejos más representativos de la cultura popular mexicana: El Día de Muertos. Para celebrarlo, los mexicanos, o al menos muchos de ellos, optaron por pintar su rostro y personificar a las tradicionales catrinas, otros en cambio, se hicieron acreedores de algún disfraz para irse a “pachangear”. Sin embargo, los disfraces no fueron los únicos productos que salieron de los aparadores por excelencia, entérate qué tanto compraron los mexicanos, más allá de las veladoras y el cempasúchil.

Más notas relacionadas:
8 verdades sobre el consumo de la ama de casa mexicana
Aculturación como fenómeno de consumo nacional
La guerra de Shopper Marketing este Halloween entre los supermercados

dia de muertos

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL