Todo el tiempo hablamos de innovar, de ser más creativos y de apostar por las nuevas tecnologías. Sin embargo, ni existe nada que sea completamente nuevo, ni podemos olvidar las bases de la publicidad.

Más notas relacionadas:
Desastrosa publicidad de cerveza que ofendió a los consumidores
Cuando la publicidad te hace pensar mal: Caso “Bellezas naturales” de Carl’s Jr.
5 conceptos básicos para medir la efectividad de la publicidad below the line

Para crear formas innovadoras de impactar en el consumidor e influir en su decisión de compra es importante conocer las estrategias más utilizadas por dos razones esenciales. La primera: saber qué actos están tan desgastados que necesitan un refresco para continuar vigentes. La segunda: conocer desde dónde podemos partir cuando iniciamos un negocio.

A continuación te presentamos cinco técnicas más usadas en la industria:

Repetición: Comunicar el mensaje de la marca muchas veces a través de diversos canales y llenar el ambiente con el nombre, colores y filosofía de una firma no crea engagement ni experiencias inolvidables, pero sí genera awareness y recordación.

Exaltación: Publicidad que promueve características específicas de un producto o servicio. También se comunican los beneficios que le proporcionará al cliente. Esta acción informa y desarrolla expectativas en el comprador. El uso de esta técnica debe utilizar verdaderos diferenciadores para que se vuelva efectiva. Está muy relacionada con la promesa de marca.

Asociación: Relacionar un producto o marca con un personaje famoso, un jingle pegajoso, un estado de deseo o una emoción muy poderosa que cree una conexión psicológica con el consumidor. Piensa en las marcas deportivas que se impulsan a través de estrellas como Messi, o Cristiano Ronaldo.

Bandwagon: Esta técnica intenta convencer a los consumidores de que otras personas ya usan el producto promocionado y obtienen excelentes resultados, por lo que deberían unirse al grupo de beneficiados. Otra modalidad es la exclusión, cuando la gente es vista “feo” porque no tiene el gadget de moda. Se trata del fenómeno iPhone cuando cobró más fuerza, por ahí del 2011, la gente quería un teléfono Apple porque era lo más “In”.

Promociones: Cupones, descuentos, 2×1, regalos por determinadas compras, facilidades de pago. Estas acciones generan urgencia de compra y atracción.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL