Para ser una persona persuasiva no basta con hablar bonito y utilizar palabras rimbombantes que engalanen a los clientes. De hecho los seres humanos comunicamos más por lenguaje corporal que verbal, de acuerdo con el libro Expresión Medio de Desarrollo de Aymerich Carmen y María.

Más notas relacionadas:
10 líderes de la industria Below The Line
6 cualidades de los líderes con fortaleza mental envidiable
5 claves para no caer en errores de liderazgo

En tal sentido, y a sabiendas de la importancia que tiene la persuasión en la mercadotecnia, te presentamos los que serían los 10 mandamientos de una persona persuasiva, acorde con las aportaciones de la Academia Online de Comunicación No Verbal.

1 Limpia tus zapatos concienzudamente y con regularidad

Los zapatos son símbolo directo de nuestro poder; deben ser adecuados para nuestra vestimenta (ya sea formal, casual o deportiva) y estar en buen estado: limpios, bien pintados y sin roturas.

2 Tu estilo de vestir debe ser adecuado para tu cargo y personalidad

Luego de un ascenso es común que tengamos que revisar nuestro estilo de vestir. Para la mayoría de los casos, un par de sacos de buena calidad serán más fáciles de combinar con las camisas y pantalones que ya teníamos, permitiéndonos una imagen de mayor categoría sin necesidad de usar corbata.

3 Los colores y el estilo de tu vestimenta deben ser acordes con tu edad

Una de las reglas de la persuasión es que debemos ser el centro de atención de quienes nos rodean. Pero debemos llamar la atención por nuestra personalidad, no la vestimenta. Evita colores muy llamativos o combinaciones muy contrastantes, y el color negro debe emplearse con extrema precaución.

4 Debes sentirte cómodo utilizando la ropa que llevas

Estar “de traje y corbata” no es sinónimo de estar bien vestido. De nada nos sirve estar de punta en blanco si la ropa no nos queda a la medida. Un ejemplo claro son las medias o calcetines que han perdido elasticidad con el tiempo: la desagradable manía que tienen de deslizarse hacia nuestros zapatos nos hará sentir incómodos.

5 La piel de tu rostro debe lucir limpia y descansada

La falta de sueño, la mala alimentación y el estrés tienen impacto directo sobre la piel de la cara, especialmente la de los párpados. Para las mujeres es condición sine qua non un concienzudo desmaquillado al final del día y la aplicación de una crema humectante con vitamina E. Y para los hombres, una exfoliación diaria con un producto suave y una loción astringente permitirán tener un aspecto limpio durante mucho más tiempo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL