Pensar en un mundo sin cubrebocas, reuniones con amigos en sitios públicos, visitar a la familia, entre otras actividades que antes eran cotidianas, no es posible. Si bien las empresas avanzan a pasos agigantados en la investigación del Coronavirus y una vacuna que proteja a la humanidad, el mundo no volverá a ser el mismo, por lo menos en algunos años, así que muchos comienzan a procesar la idea y algunos incluso añoran el pasado. Las marcas entre ellos y están jugando con el tiempo.

La publicidad afín con los sentimientos de los consumidores es la más efectiva y si en este momento millones de personas quieren que la pandemia pase pronto y otras, regresar al pasado, algunas empresas creen que sus estrategias deben ir ad hoc con la percepción de sus clientes.

Caso Burger King

El primer ejemplo llega desde la estrategia de Burger King, adelantando la Navidad. Con luces y adornos vistieron un punto de venta y sus redes sociales, sorprendiendo a los clientes, con la premisa de que era mejor celebrar las fiestas decembrinas de una vez, antes de que las cancelara, como todo lo que se ha pospuesto, como el Día de la Madre o del Padre.

De inmediato hubo una conexión con quienes ya tenían en mente su época favorita y a quienes no les parece tan descabellada la idea. Disfrutar de estos días como si fuera Navidad. La cadena de hamburguesas adelantó el tiempo.

Caso Netflix

Pero hay quienes quieren hacer lo contrario: regresar en el tiempo. Se trata de Netflix, que directamente propone volver al 2019 enumerando las actividades que hacían felices a las personas: deportes, cine, conciertos, eventos, vacaciones, en fin… muchos de sus productos de series y películas.

¿Quién no quisiera regresar el tiempo para valorar lo que se podía hacer hace un año? Muchos están de acuerdo con la compañía, que incluso mandó a colocar un espectacular con la solicitud de volver al 2019. Generó interacción desde todas sus redes sociales.

 

Caso Donettes

Finalmente, una de las marcas está pensando más allá, pensando en los enamorados, en el Día de San Valentín que tanta falta hace a muchos, encerrados en soledad. Creó un packaging de 2 metros para promover la interacción entre parejas, pero sana distancia. Los jóvenes pueden reunirse, siempre guardando las reglas. El pack que se abre por ambos lados para que se pueda platicar respetando el distanciamiento social y le agregó un toque de promociones.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL