Una opinión que compartieron distintos directores de marketing este año fue que se trató de un año “complejo”. En el primer trimestre del año, hubo marcas que continuaron con sus campañas de marketing del año anterior, se realizó un seguimiento y destacaron las estrategias de promoción.

Las promociones fueron clave para impulsar el consumo. En el segundo trimestre, el panorama cambió relativamente. Los profesionales del marketing hicieron notar sus inquietudes respecto al rumbo que tomaría la economía del país. El Inegi reportó un “estancamiento” de la economía durante el segundo trimestre de 2019. En ese periodo, el PIB de las actividades terciarias, vinculadas con el comercio, el transporte y otros servicios aumentó un 0.2 por ciento. 

Las agencias de marketing BTL expresaban sus dudas y confusión sobre las decisiones de Gobierno, sin embargo, mantenía la confianza en la recuperación de la economía en el segundo semestre del año con la llegada de importantes campañas de promoción. 

Sin embargo, el tercer trimestre confirmó lo que analistas habían previsto meses antes, el “estancamiento” de la economía continuó en el tercer trimestre. Según el Inegi, el PIB de México no creció el esperado 0.1 por ciento, sino que reportó una cifra de 0.0 por ciento en los primeros nueve meses. En efecto, el retail no fue la única industria que resultó afectada por el desaceleración de las ventas. 

Sin embargo, las proyecciones para el 2020 no son tan optimistas. Una encuesta realizada por BofA, muestra que el mayor riesgo para los inversionistas son las decisiones del gobierno (52 por ciento), una opinión que se ha mantenido desde la primera encuesta realizada en noviembre de 2018. Otro factor de riesgo que reduce la inversión en México es la desaceleración de Estados Unidos (25 por ciento).

En cambio, los principales atractivos de México para los inversionistas van desde los activos locales (60 por ciento) y el mercado accionario (19 por ciento).

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL