El juego ganado de la selección mexicana de béisbol contra Estados Unidos, le dio a México el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por lo que por primera vez en la historia, este equipo representará al béisbol mexicano de manera internacional.

Esta podría ser la oportunidad para dar el crédito merecido a este deporte, pues cada vez los foros y las inversiones son menores. Incluso, según lo refiere Guillermo Garza Montes de Oca, director de marketing de la Federación Mexicana de Esports, el béisbol podría ser un deporte que quede fuera de los Juegos Olímpicos venideros con el fin de dar cabida a los e-sports.

Los e-sports por su parte, han tomado mayor importancia en el último par de años, representando una significativa fuente de ingresos para el país, que se posiciona como el número 39 en ganancias. Actualmente en México ya hay más de 300 jugadores que han recibido grandes cantidades por dedicarse a este deporte, percibiendo hasta 11,900 dólares anuales.

Al respecto, Garza también apunta que, a diferencia de los beisbolistas, los deportistas electrónicos suelen retirarse a los 26 años en promedio, pues los reflejos y el desempeño ya no es el mismo que para adolescentes y nuevas generaciones con mayor flexibilidad en los dedos y mayor destresa mental.

¿Y el béisbol?

El especialista en marketing, refiere que debido a la baja en audiencias de béisbol, es posible que los Juegos Olímpicos de Francia descarten la participación de este deporte, pues además dar espacio a los e-sports podría ser una mejor estrategia.

Por otro lado, podemos contrariar el hecho de que los equipos locales no cuenten con foros ideales para reunir a buenas cantidades de fanáticos, pues tan sólo en México, se inauguró el nuevo Estadio Alfredo Harp Helú; un recinto que integra todas las tecnologías y estructuras de primer mundo, de acuerdo con datos del sitio oficial de los Diablos Rojos del México .

Este nuevo estadio forma parte de las instalaciones del Foro Sol y desde la última temporada recibe a miles de mexicanos beisboleros e incluso recibe a regios, quintanarooences, así como a seguidores de otros equipos.

Queda esperar que la selección mexicana de béisbol ponga en alto este deporte, y que su presencia en Tokio represente una oportunidad para las marcas mexicanas que buscan abrirse camino en mercados internacionales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL