Escándalos sexuales en el trabajo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Un tema tan frecuente, pero que casi no se toca… o al menos de forma abierta. Algunas personas me han llegado a decir: tú porque no estás en la industria, pero ahí se da muchísimo eso. En todos lados se cuecen habas. He estado en la parte gubernamental e iniciativa privada, ¿y saben qué?, en ambas lo he percibido prácticamente igual.

Una de las principales diferencias es que en un sector sí es más censurado que en otro. Permíteme presentarte un par de casos reales y al final sacas tus conclusiones.

 

Caso 1 – Coqueteo caro
Un matrimonio trabajaba en la misma empresa aunque en diferente área. La esposa tomó la decisión de salir de la empresa para laborar en otro lado. El gerente de Recursos Humanos –conocido y “amigo” de ambos– al recibir la noticia se lamentó por perder a un buen elemento.

Momentos antes de que ella entrara a la oficina de Recursos Humanos para hacer el proceso correspondiente de su renuncia, a los tres se les vio platicar ameno en el pasillo. Posteriormente, la trabajadora entró a la oficina, de la cual salió conturbada buscando a su esposo de forma casi desesperada.

¿Qué pasó? Al estar en el escritorio hablando, el gerente de RH comenzó a rozar con sus pies las piernas de la empleada, como una especie de coqueteo. Esta acción le costó su despido y su reputación, además de ser boletinado…

Esto, en pocas palabras, es reducir sus oportunidades de conseguir un nuevo trabajo al mínimo, puesto que la empresa reporta a otras empresas la conducta del empleado a fin de que esa persona problemática no sea reclutada en las filas de otras compañías.

 

Caso 2 – Orgía en el tercer turno
¿Suena exagerado? ¡No!, exagerado fue lo que pasó… Un grupo de trabajadores tuvieron relaciones sexuales con una empleada de forma simultánea. ¿Violación? No es algo que se sepa a ciencia cierta, es decir, no se sabe si hubo consentimiento de parte de la empleada; sin embargo, en el reglamento de trabajo sí está penado este tipo de conductas en horario laboral, y por consecuente, en las instalaciones de la compañía.

¿Y cómo se supo este acontecimiento en la organización? Bueno, a un genio que participó en el acto se le ocurrió grabar el momento para posteriormente compartirlo entre otros compañeros.

Para acabar pronto: ¡no hubo ningún despido! Te vas a reír de la solución que dio la firma: reubicar a algunas personas involucradas en otras áreas… Fin del acontecimiento.

La evidencia desapareció como neblina que por la mañana es lo único que percibes y por la tarde se ha disipado. El caso no trascendió, fue sepultado para no hacer eco ni en el parque industrial ni con las autoridades correspondientes en el ámbito legal.

 

Caso 3 – ¿La pecera del amor?
Pero si creemos que los baños o cuartos de servicio son los lugares favoritos para tener intimidad es porque aún no hemos hablado del transporte de personal… Sí, esos moteles con ruedas. Se pudieran escribir tomos y tomos cual enciclopedia sobre las historias íntimas que suceden ahí con y sin consentimiento…

Uno de estos casos fue con consentimiento; no obstante, no quita lo incómodo. Parejitas acomodándose en poses medio extrañas haciendo movimientos extraños para tener intimidad aprovechando la oscuridad y el hecho de que varios compañeros se duermen en los traslados largos.

Otra variante ocurre con el personal de transporte que acosa a las empleadas: algunos cambian la ruta sin previo aviso para quedar “a modo” y hacer de las suyas, hacen comentarios fuera de lugar, aseguran las puertas de los vehículos a fin de que las chicas no puedan huir o no de forma fácil, entre otras técnicas ruines…

 

Escándalos costosos
Una impudicia de este tipo le puede costar mucha lana a una empresa. Antes de que menciones que la integridad de los empleados es lo más importante, recuerda que el fin de toda empresa es la generación de riqueza. Por eso algunas hacen hasta lo imposible por ahogar y enterrar sucesos de esta índole puesto que representan problemas mayores con la ley.

Por si fuera poco, a esto se le suman las pérdidas de dinero por demandas e indemnizaciones, la imagen de las compañías se ve dañada, la reputación baja, entre otras afectaciones.

Afortunadamente los tiempos van cambiando de forma que los trabajadores están más protegidos ante todo tipo de abusos. Gracias a algunas marchas, quejas, denuncias e incluso hacer ruido por redes sociales, las organizaciones se ven comprometidas a dar respuesta a eventos grotescos para no verse afectadas. Las empresas al proteger a los empleados se protegen a sí mismas.

 

¿Le dudas?
Si eres víctima de un abuso levantar la voz no es fácil, puede dejarte helado, robarte el sueño, aunque es importante levantar la voz e ir a las instancias correspondientes. ¡Por supuesto que existe el temor a las represalias!; sin embargo, el silencio refuerza las conductas de los abusivos.

Reporta a tus superiores. Si no ves claro, vete a las instancias legales correspondientes, pero hazlo, no te calles. Ten por seguro que más de una persona extenderá su mano para apoyarte.

Y si piensas que esto sólo pasa con mujeres, estás muy equivocado, el abuso sexual y acoso se da también con hombres, pero esa es otra historia…

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Omar Rangel / Reconocer nuestra culpa

El bueno, el malo y el feo

Seguramente en la escuela te enseñaron que existen distintos tipos de liderazgo: autocrático, democrático, Laissez-Faire , entre otros. En Internet hay un sinfín de información

Leer más +
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.