“Cómo escribir una historia”, seguramente te lo has preguntado. Para tener una respuesta podemos preguntarle a el actor, guionista, productor y director de cine estadounidense Sylvester Stallone, una de sus grandes creaciones fue la saga de ‘Rocky’, recaudó más de $117 millones de dólares solo en Estados Unidos, ganando 3 premios Óscar —mejor montaje, mejor director y mejor película— y además lanzó inminentemente a Stallone al estrellato.

La saga de Rocky Balboa relata la historia de un personaje que inicia como recaudador de la mafia y luchador en un club local y su lucha hasta convertirse en el campeón de los pesos pesados. Una historia de éxito con tintes de fracaso.

De hecho, Rocky fue inspirado en un peleador real: Chuck Werner. Un peleador en el ocaso de su carrera, con un récord aceptable pero no espectacular que tuvo el atrevimiento de aguantarle 14 asaltos a Muhammed Alí.

Sin embargo, para realizar una campaña, ¿qué se debe tener en cuenta para hacer una historia mágica?

Antes de decírtelo. Mira estas campañas…

Johnnie Walker

 

Mazda

 

Voll Damm

 

Voll Damm

 

Ahora, ¿cuáles fueron las claves de éxito de esas campañas?

Las campañas crearon una historia gracias al aprovechamiento de una atmósfera mágica a través del relato. Las marcas lograron conectar con el público, a través de los personajes y su trama.

Por esa razón, el relato tiene una gran importancia. El relato que cuenta la historia debe conectar emocionalmente, lograr tocar el corazón, y fíjate a pesar de ser un medio audiovisual las campañas lograron tocar el lado emocional de las personas, generando así una relación de cercanía y confianza, algo que todas las marcas buscan.

La clave de éxito de las anteriores campañas está en conectar emocionalmente por medio de la historia. Y una de las herramientas más poderosas para lograrlo es el Storytelling.

Así que si quieres repetir este tipo de éxitos, ten algo que contar y lánzalo. El mundo quiere conocer tu historia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL