Cualquier marca que patrocine o piense en patrocinar algo, ya sea un evento, un club o un atleta debe estar consciente que también deberá invertir en la activación del patrocinio para sacarle el máximo provecho a su inversión.

Más columnas de Hussein Forzán:
El plan de medios
Branding para PyMEs
Claves para que una marca sea exitosa
Twitter + Facebook = Dudas

Activar un patrocinio no es un gasto extra, ni un simple beneficio que viene en el contrato y que podemos darnos el lujo de no utilizarlo, lamentablemente en México esta es la percepción que muchas marcas tienen acerca del tema y se limitan a que su logo aparezca en la playera del equipo o en la fachada del estadio, tal vez los impactos que generen a través de los medios le sean suficientes para justificar su inversión pero de ninguna manera estará aprovechándola.

La activación de un patrocinio consiste en una serie de acciones que beneficien a la marca en diferentes aspectos, desde el interno como una fuente de motivación para los empleados hasta una herramienta para potencializar las ventas o la notoriedad de la marca utilizando la imagen de la propiedad patrocinada en una campaña publicitaria.

Uno de los puntos débiles de los patrocinadores, al menos en nuestro país, son las activaciones en los eventos o días de partido, si nos damos una vuelta por los estadios del futbol mexicano nos daremos cuenta que todas las marcas hacen lo mismo, todos llevan edecanes, el tiro a gol en la explanada o hacen una carrera de obstáculos al medio tiempo. ¡Ninguna se diferencia del resto!

Es hora de que las marcas se decidan a invertir en algo diferente, en varios estadios del mundo ya podemos ver las nuevas tendencias en activación de marca sustentadas en las nuevas tecnologías, como enviar promociones y contenido sobre el evento a los dispositivos móviles de los asistentes o el sistema Uplause que ya se ocupa en la NBA, NHL y en algunos estadios de Europa y que hace que todo los aficionados puedan participar en un juego al interactuar en la pantalla del inmueble mediante el ruido de gritos y aplausos.

Las nuevas activaciones deben hacerse pensando en llegar e involucrar al mayor numero de personas posible ofreciendo un contenido de valor al propio evento con el fin de llamar la atención y sobresalir del resto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL