¿Qué es el Branding? Por definición si lo consultamos en los libros de mercadotecnia encontramos el siguiente texto: Brand (marca) Branding es un anglicismo empleado en mercadotecnia que hace referencia al proceso de hacer y construir una marca (en inglés, brand equity) mediante la administración estratégica del conjunto total de activos vinculados en forma directa o indirecta al nombre y/o símbolo (logotipo) que identifican a la marca influyendo en el valor de la marca, tanto para el cliente como para la empresa propietaria de la marca.

Más columnas de Hussein Forzán:
Claves para que una marca sea exitosa
Twitter + Facebook = Dudas
¿Por qué la gente compra en línea?
Estrategias para competir…

¿Qué o Quién puede tener una marca?, y la respuesta es; todo podemos ser una marca: servicios, organizaciones, productos, lugares, personas, incluso tú mismo. Una marca es una promesa, y el Branding es la lucha constante entre los vendedores y consumidores para cumplir esa promesa.

Título esta columna Branding para pymes, porque muchas pequeñas empresas y pequeñas marcas, consideran al Branding como un gasto, como un esfuerzo costoso, que no les van a generar ventas. Obvio están equivocados y si lo quieren poner con un gasto, lo podríamos aceptar, pero también es una acción que nos puede redituar en lo económico a mediano plazo.

Los elementos que debemos adoptar para poder hacer branding son: Posicionamiento, Diseño, Precio y Servicio.

El posicionamiento es necesario para poder definir en la mente del consumidor todo aquello que representa nuestra marca, es la comunicación constante con quien nos está comprando.

El diseño es el rostro de nuestra marca. Es un elemento muy importante, es el reflejo de cómo queremos que nos vean.

El precio es parte de un status, no porque nuestro producto sea barato, significa que nos compraran, la disputa entre las marcas es fundamental, tenemos que establecer una estrategia adecuada para sacar ventaja en este punto.

Servicio es la acción trascendental, para que nuestros consumidores se sientan únicos, se sientan queridos, remunerados, atendidos y festejados.

Si lo gramos establecer estos cuatro puntos en nuestro producto, tendremos resultados positivos y lograremos lo siguiente:

  • Crear fidelidad
  • Tener una buena reputación
  • Transmitir valor

Seguramente con este proceso podremos tener consumidores longevos, lo cual nos permitirá que nuestra marca viva por muchos años, aumentando cada vez más su reputación y dejándonos dinero en la cartera.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL