La comunicación en los negocios: no la menosprecies

380

Algunos medios de información han publicado artículos enfocados a orientar o persuadir sobre cuáles son las carreras profesionales del futuro tomando como referencia las necesidades que vive nuestra sociedad, o bien, aquellas profesiones que son las mejor pagadas en el mercado laboral moderno.

Si bien esta información nos da una referencia hacia dónde se está moviendo el mercado, tampoco son verdades absolutas. La experiencia demuestra que cualquier profesión puede ser bien pagada cuando: se trabaja con calidad, se tienen contactos, se es perseverante y disciplinado.

Algunas profesiones son menospreciadas y que, sin embargo, son cruciales en cualquier empresa sin importar el giro, como la comunicación.

Pero antes de empezar, ¿sabes qué es la comunicación?

Existen muchas definiciones tanto de diccionario como de autores especializados en el área, aunque te presentaré una que probablemente es fácil de entender:

Comunicación: acción de transmitir las ideas que hay en tu cabeza y los sentimientos de tu corazón en la cabeza y el corazón de otra persona, de la manera más exacta posible.

¿Te parece muy romántico? ¡La comunicación está amalgamada con las emociones! Esta acción de compartir información generalmente tiene un propósito: poner en común a dos o más partes.

¿Seguro que te sabes comunicar?

No importa el lugar donde trabajes, ninguna chamba es aislada. Aunque trabajes gran parte del tiempo con computadoras o máquinas, en algún punto tienes contacto con otro humano, puede ser tu jefe, tus empleados, clientes, proveedores, etc., y ahí la comunicación entra en juego.

Una buena cantidad de personas (incluyendo profesionistas) no saben transmitir mensajes escritos de forma correcta. Además de tener faltas de ortografía, el desconocimiento de cómo emplear los signos de puntuación cambia de forma drástica el significado de un mensaje. No hay claridad para saber si quería decir “esto” o “aquello”. En la comunicación no debe haber ambigüedad.

¿Te parece poco? ¡Cuántos se ponen nerviosos al estar ante un grupo de personas para transmitir un mensaje! El desasosiego termina por trabarles la lengua, no usan las palabras adecuadas, olvidan partes importantes del mensaje que se quería transmitir; un mensaje no es contundente si no se usan las palabras correctas y el tono adecuado.

¿En dónde apreciar la comunicación en tu trabajo?

Puede ser expresada de forma oral, escrita e incluso no verbal:

  • Al recibir una indicación de un superior, o al dar una indicación a tus subordinados.
  • En correos electrónicos: minutas, circulares, pedidos, reportes, evaluaciones, etc.
  • Al asignar tareas y responsabilidades
  • Contratos, demandas, quejas y sugerencias.
  • En juntas con tu jefe o equipo de trabajo.
  • Cuando recibes capacitación.
  • Como parte de las amonestaciones o motivación de forma privada o pública.
  • Cuando pides un aumento salarial o una promoción de puesto.
  • Cuando recibes a los jefes o compañeros de la planta de otro estado / país.

¿No te parece que la comunicación está en la columna vertebral de cualquier organización como para no darle la importancia necesaria?

Beneficios de saber comunicar

1. Optimizas recursos como tiempo y dinero. Una indicación específica ahorra trabajar doble, además de discusiones y malos entendidos por haber entendido una idea diferente a la transmitida.

2. Fin a los problemas. Una forma de arreglar diferencias entre compañeros o áreas es externando las incomodidades y a partir de ello, llegar a un acuerdo en donde ambas partes salgan beneficiadas (negociación).

3. Mejora el ambiente laboral. Entender la trascendencia de la comunicación evita reducir la desinformación (chismes), formando una cultura de preguntar cuando se tienen dudas en lugar de actuar con base en suposiciones o dar por hecho algún acontecimiento.

4. Pieza importante de la cultura organizacional. Tener manuales de identidad y capacitación claros facilita el proceso de adaptación de un miembro nuevo; además, la comunicación es como esas vitaminas que proporcionan energía para el personal que necesita motivación, pero también funge como esa vara necesaria para corregir cuando se cometen errores.

Un don que pocos tienen

Dominar las palabras de forma oral y escrita es un verdadero arte, puesto que es una forma de persuadir y corregir conductas que entorpecen y no son favorables para la organización.

Desde luego, la comunicación no es “la última Coca en el desierto”. Hay otras áreas del conocimiento igual de importantes como la psicología, la administración, la abogacía y muchas más que en conjunto con la comunicación fortalece una organización.

Después de leer esto, ¿a poco no te dan ganas de dominar el arte de persuadir? Quién sabe, igual tienes el don…

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL