En días pasados se llevó a cabo el ConventionCamp en Hannover. El ConventionCamp es una de las mayores conferencias futuristas en Alemania que cuenta con un grupo de expertos en cuestiones del futuro.

Más artículos de Luis Miguel Hernández:
El futuro Online del séptimo arte
#MujeresenMovimiento Relaciones Publicas en SocialMedia

A diferencia de otros eventos el ConventionCamp combina BarCamp espontáneos durante su programa.

Aproximadamente la mitad de la agenda está determinada, el resto se va fijando por la decisión de los asistentes en la sesión de apertura. El #CCH12 comenzó el jueves 22 de noviembre y culminó el pasado martes 27 de noviembre, contando durante cinco días con lo más relevante del mundo web.

Una nueva cultura de innovación es uno de los focos para los organizadores en Hannover. Se trata de la agencia de comunicación Neuwaerts así como de los organizadores Aufgesang Public Relations, Prdienst, la agencia de relaciones publicas For Up-To-Date y t3n, revista especializada en Social Media, Web 2.0 y comercio electrónico.

Para esta edición el ConventionCamp contó con la participación de Julian Assange (fundador, editor y portavoz de WikiLeaks) como orador principal del martes 27, dando un discurso sobre Meta Change vía Skype donde hizo fuertes declaraciones sobre el uso de Internet por el gobierno y donde además leyó algunas frases de su nuevo libro: Cypherpunks – Freedom and the Future of the Internet.

El fundador de WikiLeaks afirmó que “Internet se ha convertido en una herramienta de control estatal donde la criptografía será la única forma posible de resistencia”. Aprovechó su participación en este congreso para hacer algunas declaraciones polémicas sobre el futuro de Internet, el cual incluso calificó como un peligro para la civilización, mencionando que la red en pocos años se convertirá en una “utopía posmoderna de control” de la que nadie se escapará.

El programador, periodista y activista de Internet advirtió que todas las comunicaciones privadas que se dan a través de Internet pueden ser controladas por el Estado en cualquier momento, lo cual deja a la criptografía como la última forma de resistencia pacífica: “Lo cierto es que no vivimos en una sociedad libre e Internet es en ese sentido el mayor peligro, pues permite a los Estados y a su industria de control mantener represiones en pie.

¿Julian Assange tendrá razón? ¿Internet se ha convertido en una herramienta de control estatal? ¿Internet es un peligro para la civilización? ¿La red se convertirá en una utopía posmoderna de control? ¿Facebook es una máquina de espionaje de la CIA? Espero sus comentarios en [email protected] y en Twitter con el usuario @luismiguelhdz

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL