Interactivo antes que digital

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La semana pasada tuve la oportunidad de hechar el chal con una ex-compañera de la universidad y conversamos de la revolución informática en la que nos encontramos.

La semana pasada tuve la oportunidad de hechar el chal con una ex-compañera de la universidad y conversamos de la revolución informática en la que nos encontramos.  Me hizo una pregunta interesante: ¿Lo online debe separarse de lo offline?

Más artículos de Félix Ríos:
Un “usuario” nos vigila,
¿Redes de la información, tecnologías sociales o pura enredadera?

Mi respuesta fue un rotundo no por una sencilla razón, el consumidor está conectado y desconectado, es decir, a pesar de que pasa más tiempo conectado y usa para todo su smartphone, también deja de ser un avatar y sale a la calle a vivir un mundo análogo, por lo tanto es importante pensar tanto en cómo va a experimentar mi marca en lo digital como en el mundo real.

Lo que sí debemos separar es a lo interactivo de lo digital, ojo, no estoy diciendo divorciar, sino a entender por separado, porque muchas veces cuando se utiliza la palabra interactivo se hace referencia a lo digital y no es que lo digital no sea interactivo, sino que muchas otras cosas pueden y deben ser interactivas.

Entendiendo entonces a lo interactivo, debemos darnos cuenta que es todo aquel esfuerzo que involucra y genera acciones y reacciones de dos o más personas y en mercadotecnia una de esas personas o entes es la marca. Lo valioso de la interacción está en el hecho de que involucramos y hacemos participes al receptor del mensaje y que obtenemos una retroalimentación por su parte.

Uno de mis recuerdos más viejos de interacción con una marca viene de mi niñez, cuando recuerdo la frustración que me causó darme cuenta que la caja de cereal ya no traía jueguitos, tal vez suene exagerado, pero en verdad recuerdo lo bien que me la pasaba con esos juegos.

Así que la interacción puede estar en muchos lugares como en el empaque, el punto de venta, la promoción y por supuesto también en los medios digitales. Así que mi reflexión es muy sencilla, si aprendemos a ser interactivos fuera de los medios digitales, después será más fácil serlo en lo digital, porque habremos aprendido algo muy valioso, que es hacer cómplices a nuestros consumidores y eso es el inicio del engagement.

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.