Es divertido en mercadotecnia cuando los términos se ponen de moda y todos los usan como se les da la gana. Créanme que no soy la persona más ordenada ni la más exigente de que las cosas se hagan rígidamente, pero lo que siempre he dicho es que si andamos en una profesión en la que ofrecemos comunicación, entonces es importante comunicarnos bien entre nosotros. Por eso a continuación les comparto mi entendimiento y opinión de estos términos.

Más artículos Félix Ríos:
La buena noticia se llama publicidad,
En los BTL, después de creer, hay que crear

Los más recientes vicios que he visto en mi andar por esta bonita profesión son:

1. Generalización. No todas las tecnologías de la información (TI) son redes sociales. Las tecnologías de la información se refieren a todos esos sistemas que nos arrojan información tanto cuantitativa como cualitativa. Por ejemplo, las redes sociales son TI en las que principalmente encontramos información cualitativa y que requiere que nos pongamos un poco más sensibles para entenderla, porque podemos encontrar desde gustos por géneros musicales hasta declaraciones de estado de ánimo eufóricas que muchas veces el único que las entiende es el que la posteo. Y por el otro lado tenemos a los buscadores que nos dan puro dato numérico y frío, aunque eso sí, cada vez las gráficas las hacen más bonitas para que no se vean tan aburridos los reportes.

2. Digitalización. No todas las redes sociales son digitales. El término de red social ya es un poco ruco pero se puso de moda cuando se hicieron digitales. Las redes sociales son un conjunto de personas que buscan un fin en común que es más fácil de resolver en grupo o que se agremian para compartir gustos, estilos de vida o que simplemente se reúnen para convivir. Fuera de internet podríamos encontrar redes sociales que en cuestiones de promoción y de acercamiento al consumidor pueden ser muy efectivas, por ejemplo, el club de lectura de unas amigas que utilizan de pretexto para reunirse, podría ser una buena opción para una librería.

3. Igualdad. No todas las redes sociales son iguales y no todos usan las mismas y de la misma forma. Aunque por ahí se sigue hablando del artículo que menciona que a Facebook le quedan 4 años de vida, la verdad no me interesa tanto si una cierta red social digital seguirá o desaparecerá, porque sea cual sea la red social debemos entender varias cosas:

a. Si tiene seguidores es porque algo bueno les está ofreciendo y eso hay que saberlo. Se han preguntado alguna vez ¿qué es lo atractivo que ofrece Facebook o Twitter a sus agremiados?

b. Cuáles son los perfiles de los seguidores. Aunque estas redes sociales son muy amplias y hasta mi abuelita usa Facebook –no es broma- es necesario identificar los diferentes perfiles que conviven dentro de ellas. Porque aunque en general se pueden encontrar diferencias entre Facebookeros y Twitteros dentro de cada red también hay perfiles totalmente opuestos.

c. La gente no está comprando, está conviviendo. Debemos entender que estos medios no son como ATLs o BTLs en los que basta con poner un spot o diseño. Las redes sociales son medios donde la gente está platicando y conviviendo, por lo tanto las marcas deben aprender a convivir y ofrecer valor en esa convivencia.

d. Existe la retroalimentación. Por primera vez desde hace mucho tiempo las marcas pueden saber las reacciones de sus prospectos ante sus esfuerzos de comunicación.

Bueno pues aquí les dejo mi apreciación y aprovechando que este medio es una gran tecnología de la información me gustaría saber qué opinan ustedes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL