Humor, motivante cerebral para conectar las marcas con sus consumidores

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Hacer marketing hoy es muchísimo más complejo que hacerlo hace 15 años, contamos con todas las herramientas necesarias para llegarle al consumidor de manera omnipresente, existen miles de escenarios en los cuales podríamos establecer conexiones y filiaciones.

Hacer marketing hoy es muchísimo más complejo que hacerlo hace 15 años, contamos con todas las herramientas necesarias para llegarle al consumidor de manera omnipresente, existen miles de escenarios en los cuales podríamos establecer conexiones y filiaciones en los distintos contextos del comportamiento humano, sin embargo no lo logramos; y aunque hace 15 años existían menos herramientas que facilitarán la conexión marca – consumidor, era muchísimo más sencillo hacer marketing.

Más columnas de Irina Valencia:
Quiebra tu empresa, aquí tres pasos
Cómo hacer marketing en redes sociales
Emocionar es la clave
3 claves para hacer marketing en Navidad


Y es por ello que hoy las marcas no encuentran ese motor, ese motivante que les permita engancharse al cerebro del consumidor, de ahí que el humor se convierte en un pegamento cerebral, para emocionar, para olvidar las diferentes realidades sociales y adentrarse al proceso de burla, así sea de uno mismo.

Pero el humor usado por las marcas, debe venir del conocimiento de los diferentes códigos culturales que mueven a su consumidor y lo llevan a identificarse semiológica y lingüísticamente con el chiste.

De tal modo que lo que es un chiste para un alemán, seguro no será lo mismo para mexicano o colombiano, así que es vital, leer los códigos culturales que nos aferran a costumbres y vienen determinados por una historia. Por lo cual el humor no saldrá exclusivamente de un proceso creativo, si no del conocimiento de las costumbres de sus consumidores.

Y en vista de ello, cuando una marca comprende el poder del humor a partir de unas realidades culturales, logra conectarse de manera más rápida con el cerebro, logrando generar recordación de marca más duradera y fina, porque el cerebro sólo recuerda lo que lo emociona positiva o negativamente.

Así que la invitación para 2015, es repensarnos como marcas, utilizar el humor como ese pegante social y cerebral, que alivia penas y logra vender hasta en un 50% más, porque tiene el efecto y la capacidad de impactar en el tejido social, por eso para este nuevo año reevalúa tu postura promocional y pregúntate: ¿Cómo estás emocionando tu consumidor?

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

Entre políticos posmodernos te veas

Elecciones por aquí, por allá y por acullá. En Europa, Latinoamérica y México ¿Qué me importa a mí un carajo las elecciones? Las elecciones democráticas

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.