La inseguridad forma parte de los grandes problemas de México. Una situación que todos los días vive el consumidor, ya sea dentro o fuera de un establecimiento comercial, pero también es un problema que aqueja a miles de empresas de diversos sectores.

De acuerdo con el Censo Económico 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 4 de 10 empresas en México han sido afectadas por la violencia que se vive en el país, convirtiéndose en un factor que dificulta sus operaciones. Cabe señalar que otros inconvenientes que enfrentan van desde el pago de servicios como agua, luz y telefonía (23.9 por ciento) hasta la competencia desleal (21.1 por ciento).

Sin embargo, las extorsiones también es otro delito que afecta las operaciones de las empresas mexicanas. Datos del Banco de México (Banxico), en el norte, centro y sur este ilícito va en aumento desde inicios de 2018. 

Es una tendencia que puede afectar incluso la realización de campañas de marketing en centros comerciales, supermercados y tiendas departamentales a lo largo del país. Hay que señalar que este tipo de estrategias necesitan muchas veces ejecutarse fuera del punto de venta, en espacios donde el consumidor se encuentre, pero si no se cuenta con un ambiente propicio para la realización de activaciones de marca, eventos o campañas de promoción no es posible aportar de manera significativa a las estrategias de las marcas. 

El Departamento de Investigación de InformaBTL en su Estudio Inversión en BTL 2019, muestra que las marcas invirtieron 5 mil 294 millones de pesos en campañas realizadas en punto de venta. Mientras que las activaciones de marca se colocaron como la estrategia líder con una inversión de 17 mil 629 millones de pesos, cifra que representa el 30 por ciento de lo destinado a campañas de marketing BTL en México. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL