• A raíz de la pandemia, se estima que se mantuvo cerrado el 95 por ciento de los restaurantes del país, según la Canirac.

  • De acuerdo con Marco Antonio Buendía, se estima que en dos meses de cuarentena el sector restaurantero perdió alrededor de 50 MMDP en ingresos.

  • Hasta el 7 de junio, se registraron 117,103 casos de coronavirus COVID19 en México, según la Secretaría de Salud.

Cada vez más empresas se alistan para unirse a la nueva normalidad. Industrias enteras ya trabajan en protocolos para evitar la mayor cantidad de contagios de coronavirus COVID19 que sea posible, tanto entre su clientela como con sus empleados. Un ejemplo es el sector bancario, que ha sugerido el implementar un pago escalonado de la quincena. Otro ejemplo es el sector de los restaurantes, el cual anunció una serie de medidas que se tomarán para reducir los riesgos de contagio en los centros de consumo.

El protocolo de medidas que tendrán que implementar los centros de consumo fueron propuestos por la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) por medio del protocolo denominado “Mesa Segura”, el cual suma nuevas medidas de seguridad e higiene a las que ya se habían planteado en la NOM-251-SSA1.2009, la cual trata sobre el procesamiento de los los alimentos y bebidas.

Pero, ¿cuáles serán los principales cambios que verán los comensales al visitar un restaurante en la nueva normalidad? Estos son los principales puntos:

  • Se deberá contar con reservación en línea.
  • El distanciamiento social es clave, por lo que habrá que mantener una distancia de un metro y medio entre una persona y otra.
  • Las áreas infantiles permanecerán cerradas.
  • Se montará la mesa frente a los comensales, la cual no debe incluir decoraciones, acrílicos o servilleteros.
  • Lo ideal será contar con menús que se puedan consultar en línea, estén en un pizarrón o sean desechables.

Sin embargo, la Canirac brinda también una serie de recomendaciones importantes como el eliminar las áreas de espera, contar con tapetes sanitizantes, además de que se reciba a los comensales en los restaurantes con gel antibacterial, al 70 por ciento de alcohol.

En el caso específico de los colaboradores de los restaurantes, la Canirac pide que los jefes proporcionen cubrebocas y caretas, además de que deberá definir espacios de trabajo, con la finalidad de que en medida de lo posible se pueda mantener la distancia social en espacios como la cocina. Otro de los aspectos que deben considerarse es el uso de una solución de hipoclorito sódico al 0.5 por ciento sobre superficies, para erradicar microorganismos que pueda haber en ellas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL