A lo largo del año en México se llevan a cabo una serie de ventas especiales que ya son esperadas por los clientes, esto motivado en gran parte por los beneficios económicos que ofrecen, apoyados en diferentes promociones que se destinan específicamente para determinadas temporadas, siendo el Buen Fin una de las más importantes en el país.

Este año dicha venta especial se llevará a cabo del 15 al 18 de noviembre de 2019, una campaña de compra y venta que tiene, como principal objetivo, reactivar la economía nacional a través de fomentar un consumo apoyado en una serie de promociones que beneficien la economía de las familias en el país, misma que se lleva a cabo tanto en tiendas físicas como digitales, descuentos y ofertas que solo se busca se ofrezcan durante ese fin de semana, iniciativa impulsada por la iniciativa privada es instituciones de gobierno en México.

Puedes consultar:

Neuromarketing y Buen Fin: ¿Por qué el consumidor se siente motivado a comprar?

Estimaciones del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México, señaló que para este año en dicha entidad federativa se espera una derrama económica de aproximadamente 14,000 millones de pesos por la mencionada venta especial.

¿Qué hacer para atraer a los clientes en el Buen Fin?

Tal como lo ha revelado la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), esta venta especial es una de las tres más esperadas cada año, solo por debajo de Navidad y estando por encima del Hot Sale.

Si bien las promociones como tal logran llamar la atención de los clientes durante este fin de semana, es cierto que los descuentos u ofertas, por sí mismas, no son los únicos factores que determinan el éxito de una empresa que se suma a esta venta especial.

En este contexto, ¿qué podrían llevar a cabo las marcas para atraer a más clientes y hacer que adquieran un bien o servicio?

  • Planeación de ventas: Con herramientas de Business Intelligence y Big Data se podría contar con información adecuada para dirigir la toma de decisiones de la empresa, por lo que debe apoyarse en datos concretos, internos y externos para así dimensionar el volumen de ventas y transacciones, según señala TOTVS.
  • Proyección de entregas; es decir, optimizar el delivery y ofrecer diversas opciones de entrega a fin de adaptarse a las necesidades de cada cliente.
  • Cuidar el servicio post venta, pues el cliente querrá ser atendido después de haber comprado algo, además de que a la empresa mantendrá activa la comunicación, podrá sugerir nuevas promociones y opciones de productos, y al mismo tiempo seguirá actualizando su base de datos.
  • Eficientar los procesos de devoluciones, pues cada empresa debe estar preparado no solo para una recurrencia de esto, sino también debe ofrecer un proceso de devolución eficaz, sencillo y a tiempo.
  • Ser precavido y cuidadoso con promesas de ventas; es decir, definir las promociones adecuadas, así como especificar términos y condiciones para validarlas, a fin de cumplir con las promesas que se han hecho a los clientes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL