Hoy se llevarán a cabo las últimas 24 horas de una de las ventas especiales más importantes en México: el Buen Fin.

En esta edición la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportó hasta principios de noviembre un registro de alrededor de 60 mil empresas participantes, además de 700 compañías de servicios de viajes que buscan generar interés en los clientes, por medio de promociones que los motiven a elegirlos y comprar.

Según esta dependencia, el gasto promedio para este año se estima en 5,000 pesos; no obstante comScore ha pronosticado un gasto por arriba de los 6,900 pesos por cliente.

Independientemente de la cifra estimada per cápita, lo que es un hecho es que habrá un incremento en el gasto para este mes, lo cual muestra que los hábitos de consumo en México se ven afectados por el Buen Fin en un alto porcentaje de shoppers, tanto los que gustan de visitar retailers físicos como tiendas online.

¿Qué sucede en la mente del consumidor que lo hace comprar en el Buen Fin?

Una de las características que hacen de esta venta especial una temporada de alto consumo, el cual beneficia directamente a las empresas participantes, son las promociones que ofrecen.

Existen personas que aseguran que el Buen Fin solo es positivo para los retailers y demás negocios participantes, al igual que para las instituciones bancarias; mientras que otros sí consideran que es una oportunidad que debe aprovecharse como shopper. ¿Pero qué sucede en la mente del cliente que lo hace comprar en esta venta especial?

Temor a la pérdida

Según señala el neurólogo Pedro Bermejo, integrante de la Asociación Española de Neuroeconomía, el miedo a perder una gran oportunidad de ahorrar o de tener ese producto o servicio tan deseado cuando está en promoción, es algo que puede guiar al cliente hacia una compra segura, aunque no necesariamente implique que la decisión haya sido previamente razonada, y más cuando al hablar de promociones remite a ofertas de tiempo limitado, algo que puede contribuir a realizar compras por impulso.

Por imitación

 

Ante un compra masiva de miles de personas, un cliente puede sentirse incentivado a repetir esa conducta no solo por un tema de estar en un mismo escenario, sino también por sentirse parte de un grupo que, durante el Buen Fin o una venta especial similar, puede ser visto socialmente correcto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL