Si estás trabajando en la renovación de tu página web, es porque con anterioridad evaluaste que le hacen falta algunos cambios para potencializar sus visitas o porque simplemente decidiste que podrías mejorar algunos aspectos.

Incluso si eres primerizo y estás revisando algunas propuestas antes de crear el sitio web de tu negocio, esta información podría serte útil. Un consejo que particularmente podría servirte, es no excederte con el nombre, los nombres de aproximadamente 60 caracteres, son más funcionales.

Algunas prácticas básicas te permitirán mantener la página web en un estado funcional y potencialmente visitado. A continuación te compartimos 5 de ellas:

1. Aumenta la rapidez

La rapidez de carga de las páginas web es de suma importancia para la retención de los visitantes. Es un aspecto que puedes mejorar reduciendo el peso de las imágenes o eliminando archivos que, por su vigencia o tipificación, ya no resulten útiles.

2. Asegúrate de que la dirección sea descriptiva

Es importante que la dirección que lleva a tu página web sea descriptiva. Esto ayudará al posicionamiento en los motores de búsqueda y lo más importante, le dará al usuario algunas pistas para saber cuál es el giro de tu negocio.

3. Revisa los títulos

El tamaño de los títulos es importantes para la forma en la que se visualizan ante los visitantes. Entre 50 y 75 caracteres es un buen número para que estos textos tengan un acomodo que favorezca su lectura.

Del mismo modo, es importante validar que los textos no se repiten, con el fin de evitar que compitan por la atención del lector. Usa variedad y recuerda integrar palabras clave.

4. Renueva las etiquetas descripción

La descripción de tu negocio es la introducción a los visitantes de la página, además de ser el texto que se visualiza de manera predeterminada ante los resultados de búsqueda. Por eso, es ideal que está descripción contenga de 20 a 40 palabras concisas que la definan como única.

5. Añade texto alternativo a las imágenes

Si tu página web tiene algún problema de carga y por ese motivo las imágenes no logran visualizarse, el usuario tendrá referencias en texto.

Además, esta práctica favorecerá el posicionamiento de la página en el buscador, ya que los navegadores como Google, basan su búsqueda en las palabras clave del “alt” en las imágenes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL