Generar asombro, convertir un contenido o estrategia en algo viral y hacer algo disruptivo son algunos de los objetivos de la guerrilla marketing.

Con este tipo de marketing poco convencional y de baja inversión, se busca generar en el consumidor una sensación de asombro tal que le sea difícil de olvidar, y por el contrario, comparta con otras personas su experiencia y las emociones que surgieron mientras era testigo de una campaña de marketing de guerrilla.

Datos de nuestro departamento de investigación indican que, durante 2016, la inversión destinada a guerrilla marketing fue de 5,113 millones de pesos, lo que la colocó como la sexta estrategia BTL más usada por las marcas en México. 

Para llevar a cabo una campaña de guerrilla marketing, se pueden considerar los siguientes puntos:

  • Definir el público objetivo.
  • Tener un efecto sorpresa.
  • Estar pendientes de las tendencias BTL.
  • Apelar a los sentidos y emociones.
  • Seleccionar una categoría de marketing de guerrilla.
  • Definir el espacio donde se aplicará.
  • Fomentar el interés del target.
  • Fijar presupuesto y medir resultados.

¿En qué situaciones no sería viable aplicar guerrilla marketing?

A pesar de ser una disciplina que no requiere una inversión tan elevada, como sucede con otro tipo de estrategias BTL, y causar asombro, no quiere decir que será ideal en todos los casos o que gracias a ella se conseguirán los resultados que una marca espera.

Para esto es importante definir objetivos, tipo de target y qué se quiere obtener.

Dadas las características y funciones del marketing de guerrilla, estos son algunos casos en los que no valdría la pena aplicarlo:

  • Fortalecimiento de branding: si bien es una acción que sorprende y puede hacerse viral, no necesariamente fortalece el posicionamiento ni el branding de una marca, por lo que si es eso lo que se busca, la guerrilla marketing no es recomendable.
  • Promoción a largo plazo: puede ser que la acción realizada se torne viral y sea tan sorprendente que la gente tenga un recuerdo de lo que vio; sin embargo no proporciona promoción a la marca por un largo tiempo, y si este es uno de los objetivos de la empresa, se puede optar por otra estrategia.

Cabe señalar que la guerrilla marketing y sus diversos tipos ofrecen ventajas y beneficios, como cualquier otra disciplina BTL. La clave está en tener bien definidos los objetivos comerciales y de marketing, para entonces saber con certeza qué tipo de acción Below The Line es la más conveniente.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL