Empresa cosmética muestra crueles experimentos con un espécimen humano

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Lush realizó su propia publicidad para la causa, y la estrategia fue convertir el aparador de su tienda en un escenario real donde se mostró el tratamiento que se le da a los animales en los laboratorios de la industria de la belleza.

Reino Unido.- De las piezas publicitarias más impactantes que hayamos reportado se encuentra esta campaña de la marca de cosméticos naturales Lush.

Para convocar a la gente a participar en contra las pruebas en animales en la industria cosmética, la marca presentó un performance en una de sus tiendas, donde se muestra la crueldad de estos experimentos pero aplicados a una persona.

Más campañas de Marketing Social:
“No te desconectes” creatividad para prevenir accidentes viales
Nueva campaña de Amnistí­a Internacional exige protección a los periodistas en México

La marca Lush, que hace cosméticos naturales sin utilizar grasas animales, y se ha pronunciado desde su fundación en contra de las pruebas de laboratorio en animales, eligió una estrategia brutal para crear awareness sobre los experimentos de laboratorio que violentan animales para realizar pruebas.

Lush realizó su propia publicidad para la causa, y la estrategia fue convertir el aparador de su tienda en un escenario real donde se mostró el tratamiento que se le da a los animales en los laboratorios de la industria de la belleza.

Para hacerlo se contó con la colaboración Jacqueline Traide, una joven artista de 24 años, quien se ofreció como voluntaria para participar en la acción de marketing social.

La vitrina principal de la tienda, que da a una de las calles más transitadas de Londres, se convirtió en sala de experimentos, donde un hombre llevó a Jacqueline sujetada por una soga en el cuello para realizar con ella agresivas pruebas de diversos productos, que sólo reflejan una parte de la crueldad con que se trata a los animales en la realidad.

Los experimentos duraron alrededor de 10 horas, en las que los transeúntes miraban horrorizados la escena y posteriormente eran invitados a firmar una petición para prohibir este tipo de pruebas en el negocio de los cosméticos.

Esta acción de marketing definitivamente causó shock en los espectadores y se convirtió en un spot con más de 300 mil reproducciones.

Ví­a Dailymail

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.