La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. Con 385 votos a favor y 41 en contra, los representantes enviaron el documento a los senadores estadounidenses para su ratificación, y se prevé que sea en 2020 cuando el senado voten el T-MEC.

Una de las señales positivas que da la ratificación del T-MEC es la atracción de inversiones por la relación costo-beneficio,, además de ventajas indirectas que antes no tenía México, por ejemplo, la modificación a las patentes de biomedicinas en el Tratado puede favorecer a México, porque se aceptó en el T-MEC tener una patente por 10 años. 

Otro de los beneficios, según el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Jesús Seade, es el llamado “enforcement”, que consiste en mayores mecanismos de cumplimiento de las leyes laborales mexicanas. 

Uno de los sectores que cobra mayor relevancia es el comercio electrónico, ya que se establecen nuevas reglas para una economía digital en donde puedan participar en el comercio exterior más empresas, sectores y regiones de México.

La aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), es considerado por los demócratas un acuerdo que tendrá un efecto positivo en la economía estadounidense. 

Uno de los cambios finales introducidos por los demócratas es que no se podrá bloquear la formación de un panel de soluciuón de controversias y se eliminó la protección a los datos de patentes de biomedicinas. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de su cuenta de Twitter dijo estar “bien y de buenas” ante la aprobación del T-MEC en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. El mandatario citó que fueron 385 votos a favor, 41 en contra y cinco abstenciones. “Es benéfico este acuerdo para el pueblo de Canadá, Estados Unidos y para nosotros los mexicanos. Estamos bien y de buenas”, afirmó.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL