Dos campañas de street marketing en donde el target se puso de buenas

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Generar una reacción positiva en el target es el objetivo primordial de un mercadólogo cuando se dispone a lanzar una estrategia, sobre todo cuando se trata de una below the line en la que el contacto con los consumidores es más directo y personalizado, por lo que construir experiencias memorables es fundamental.

Generar una reacción positiva en el target es el objetivo primordial de un mercadólogo cuando se dispone a lanzar una estrategia, sobre todo cuando se trata de una below the line en la que el contacto con los consumidores es más directo y personalizado, por lo que construir experiencias memorables es fundamental.

Notas relacionadas:
¿Cómo emplear drones en street marketing?: 2 ejemplos exitosos
Street marketing: Un maratón que despertó las conciencias de los corredores
5 consejos para hacer Street Marketing exitoso

Con base en esta idea, a continuación se muestran dos campañas muy distintas, pero con un común denominador: lograron que el target tuviera una experiencia fuera de lo habitual en lugares cotidianos y, por lo tanto, se pusieran de buen humor gracias a dos marcas, la primera de ellas un bar ubicado en Rumania y la otra es Fanta, ambas protagonistas de estrategias de street marketing sumamente creativas.

1. The Trumpets, Rumania

Una estrategia de street marketing muy musical amenizó la tediosa espera de las personas en un parabús en Rumania, pues instalaron una rocola para que pudieran reproducir su canción inglesa favorita mientras llegaba el camión que las llevaría a su destino.

Esta genial idea estuvo a cargo de The Trumpets, un bar británico situado en Rumania que con esta estrategia de street marketing trató de atraer a su target. La estrategia fue idea de la agencia Namogo en dicho país europeo, la cual impresionó a los transeúntes.

Bus Shelters Jukebox In Iasi, Romania from WINK on Vimeo.

 

2. Fanta, Australia

La marca de refrescos Fanta se promueve en Australia a través de una valla publicitaria que sirve como estudio fotográfico exprés en donde los usuarios pueden imprimir las fotografías que se toman y comparten en Instagram en este colorido anuncio en el que se muestran a uno de los ya icónicos personajes de la marca.

La estrategia se llama concretamente Printergram y consiste en tomarse una fotografía frente a la valla publicitaria, compartirla en Instagram con el hashtag #FantaTastesLike y, de manera automática, la la valla imprime una fotografía en calidad óptima. La idea es de la agencia Ogilvy & Mather.

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.