Una bebida para jóvenes, más una red social para millennials, pueden crear una novedosa y llamativa acción de street marketing, que impacte a su consumidores de tal forma que los vuelva fieles a la marca.

Notas Relacionadas:
Street Marketing para pintar de colores al mundo
Street marketing: 400 botellas de cerveza para celebrar una marca
Street marketing, de la mano de las redes sociales

Fanta junto con Instagram, aprovecharon el fenómeno de las selfies para atraer a los adictos a fotografiarse en cualquier lugar y para eso crearon un mupi en Australia con la imagen del refresco y que imprimía las fotos que los usuarios subieran a su cuenta de Instagram.

Las personas tienen que tomarse un “autorretrato” frente al anuncio y posteriormente subir esa foto a su cuenta con el hasta #FantaTastesLike, posteriormente el sistema del mupi recibía la imagen y las imprimía al momento, par que todo el que quisiera se pudiera llevar un recuerdo.

Aquí te dejamos la campaña que conecta perfectamente al cliente con el producto de la marca:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL