• De acuerdo con datos de Mercer, se estima que sólo el 19 por ciento de las empresas cuenta con personas preparadas para ejercer puestos de liderazgo.

  • Tan sólo 2 de cada 10 empresas están preparadas en México para implementar home office, de acuerdo con datos de la UNAM.

  • El 42 por ciento de las personas creen que realizar home office los hace más productivos, de acuerdo con Gympass.

Del mismo modo que las empresas se adaptan a las nuevas generaciones de consumidores (y a sus necesidades), también necesitan acoplarse a las nuevas necesidades del mercado. Uno de los nuevos modelos de operación que cada vez adquiere mayor relevancia en distintas industrias es el home office, también conocido como teletrabajo, el cual tiene un impacto en prácticamente todas las interacciones que hay en una compañía. Esto nos lleva a preguntarnos, ¿cómo se puede ejercer el liderazgo de manera efectiva cuando se trabaja a distancia? En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los aspectos más importantes.

Quizá la manera más efectiva de ejercer el liderazgo cuando se trabaja a distancia es a través del ejemplo. El líder del equipo debe hacer en todo momento las tareas que le fueron solicitadas, siempre en tiempo y forma, además de contar con la mejor calidad. Por medio de esto, la persona al frente del grupo muestra la ruta que se tiene que seguir para salir adelante.

Para que haya un buen trabajo de liderazgo cuando se está trabajando a través de un modelo de home office es necesario que existe una buena comunicación entre el líder y su equipo, con la finalidad de que éste logre transmitir efectivamente lo que se requiere y lo que se espera de cada uno de los colaboradores que componen la empresa o el área.

Es importante mencionar que, aunque no se esté trabajando de forma física con otras personas, es necesario que el líder del equipo genere empatía para el resto de sus colaboradores, de tal modo que esté al pendiente no sólo de su desarrollo en términos laborales, sino también que esté atento de su adecuado bienestar.

Es fundamental tener una visión clara de los avances que se están teniendo como equipo, por lo que el líder debe tener un seguimiento puntual de cuáles han sido las metas que se han estado cumpliendo y cuáles no.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL