• Profeco señaló el incumplimiento de algunas normas establecidas por la Ley, por parte de las marcas Lala, Danonino, Chamyto y otros.

  • El etiquetado es una parte fundamental en los productos.

  • Ante la publicación de diversas notas en portales nacionales, Danonino solicitó la publicación de la aclaración.

El etiquetado es una parte fundamental en los productos y Danonino lo comprueba. Las mentiras no tienen cabida. Para las compañías resulta un tema delicado una acusación de falsear los ingredientes de sus productos en el empaque o en la publicidad.

La reputación de marca tiene un valor tangible e intangible, por ello una norma básica en las industrias es cumplir cabalmente con lo que se promete al consumidor.

En México, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) se encarga de defender los derechos de los consumidores, prevenir abusos y garantizar relaciones de consumo justas. La institución publica los resultados de algunos de sus estudios en distintos sectores, hace poco hizo lo propio con los productos lácteos.

De esa investigación, surgió una polémica en torno al incumplimiento de las normas establecidas por la Ley, por parte de las marcas Lala, Danonino, Chamyto y otros.

Te recomendamos:

En concreto dijo que:

“Conforme la norma NMXF-703-COFOCALEC-2012, “Sistema Producto Leche – Alimentos – Lácteos Leche y Producto lácteo (o alimento lácteo) – fermentado o acidificado – Denominaciones, Especificaciones y Métodos de prueba, las siguientes marcas no se sujetan a las denominaciones o requisitos de la misma:

LALA Bio4 se debería denominar “producto lácteo fermentado” y se denomina “Bebida láctea fermentada”; Nestlé Chamyto debe tener 2.1% de proteína y tiene 1%; mientras que Danone Danonino debe tener 1.6% de proteína y tiene 0.6%.

Los parámetros que se valoraron en el análisis fueron: información al consumidor, contenido neto, aporte nutrimental, contenido y tipo de azúcares; además de acidez (que, por sus características debe ser de 0.5% mínimo), presencia de almidón, probióticos, calidad sanitaria y minerales”

La respuesta de Danonino

Ante la publicación de diversas notas en portales nacionales, Danonino solicitó la publicación de la aclaración y puntualizó:

“En el estudio al que se refiere la nota, realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) donde se analizaron productos lácteos fermentados, no se señalan irregularidades en el producto Danonino bebible (producto lácteo fermentado). Lo que dice el estudio es que existe una norma de aplicación voluntaria (NMX-F-703-COFOCALEC-2012) de acuerdo con la cual la denominación en la etiqueta no corresponde a lo establecido en dicha la norma. Sin embargo, tal como se indica en el estudio, se trata de una norma de carácter voluntario y es tomada únicamente como referencia para aquellas empresas que deseen considerarla. Es importante para nosotros destacar que todos nuestros productos cumplen cabalmente con las normas oficiales mexicanas que son de aplicación obligatoria”, Lic. Fabrice Salamanca, Vicepresidente de Legal y de Asuntos Corporativos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL