Siempre ocurre lo mismo, cuando los consumidores reciben sus hamburguesas, hot dogs, tacos o cualquier otro producto alimenticio de comida rápida se decepcionan porque su apariencia es poco parecida a lo que ven en sus materiales promocionales en punta de venta. Pero para obtener fotos perfectas, ¿cómo hacen los fotógrafos?

Notas relacionadas:
Los 10 Fast Food Retailers más valiosos del mundo en 2015
8 fast food retailers que han crecido rápidamente gracias al pollo
3 campañas de experiential marketing patrocinadas por fast food retailers

En la web existen ya muchos trabajos que exponen la verdadera calidad y la imagen de las hamburguesas en los materiales promocionales y POP, sobre todo, de Burger King y McDonald’s que se alejan mucho de la realidad.

Uno de esos trabajos es el que publicó la página Alphaila.com en el que pone de manifiesto la diferencia entre una foto de comida real versus la que se utiliza en las campañas de marketing, el cual se presenta a continuación.

burger-King-whopper-photography-reality

Mc-Donalds-Big-Mac-photography-reality

Taco-photography-reality

Sin embargo, ¿cuál es el truco y cuántos ocupan para obtener tan apetecible resultado? Las agencias que se dedican a tomar fotografías de productos, tienen diferentes trucos entre los que se encuentran la utilización de pegamento, cartón, toallas de papel, palillos, esponjas, bolitas de algodón, tampones, un soplete, brillo para zapatos, aceite de motor, protectores de tela, fijador de cabello, desodorantes en aerosol, glicerina, tabletas burbujeantes, entre otros. En el siguiente video puede verse cómo aplican dichos trucos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL