La mejor forma en que una marca puede conectar con el consumidor es a través de las emociones, por ello es importante que sus campañas de marketing provoquen todo tipo de ellas, desde alegría, tristeza, hasta asombro o sorpresa, pues de eso dependerá que compre el producto o no.

Notas Relacionadas:
Cómo impactar generando emociones
Constructora brasileña vende emociones con estrategia below the line
Experiencial marketing: Coca-Cola y sus vending machines que generan emociones

De acuerdo con el neurólogo Pedro Bermejo y con Ricardo Izquierdo, ingeniero informático, autores del libro “Tu dinero y tu cerebro. Por qué tomamos decisiones erróneas y cómo evitarlas según la neuroeconomía”, el 80 por ciento de las compras a nivel individual son determinadas por las emociones.

Una de las marcas que ha sabido apelar a las emociones de las personas para posicionarse en su top of mind es Coca-Cola que a través de activaciones, experiential marketing o incluso guerrilla ha sabido generar emociones en los consumidores provocando un “contagio” de risas o lagrimas (de felicidad por su puesto).

Por ello contagiar emociones es la mejor estrategia below the line que las marcas pueden utilizar a su favor.

A continuación te dejamos algunos ejemplos de cómo a través de las emociones, las marcas han sabido ganarse a su target, ya sea causándoles alegría o somnolencia:

Coca-Cola
Risas en el metro

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL