Desde hace cerca de una década me he dedicado a la conducción, todo inició por la necesidad de sacar un par de eventos de gobierno adelante, trabajaba para el turismo desde una dependencia y como suele ocurrir, los presupuestos nunca alcanzan para cubrir lo esencial, mucho menos para contratar a alguien que funja como presentador.

Más columnas de Arturo González:
En publicidad casero no es igual a chafa
Las esculturas monumentales, ¿un BTL fuera de lugar?
BTL pro marihuana
Arte & BTL: amalgama perfecta

Después de sacar el trabajo y de haber probado la experiencia de conducir, supe que era irreversible, había probado una droga que era en exceso adictiva por la adrenalina que produce. Así que desde entonces busque (como el metiche que soy) lugares donde hubiera la posibilidad de aplicar mi nueva actividad.

Con el paso de los años, he aprendido técnicas de oratoria, modulación de voz, expresión corporal, he tomado cursos para saber el protocolo y los tipos de eventos, así como los tipos de conducciones, ya sea de animador, presentador, anfitrión, maestro de ceremonias, entrevistador, moderador, por citar los más recurrentes.

Algunas cosas ocurren de manera casual, como mi incursión por el pódium, algunas otras cosas no pueden estar sujetas a la casualidad, por ejemplo la organización de los eventos, más cuando estos obedecen a una estrategia para el desarrollo y potencialización de una marca.

A continuación le comparto 4 puntos que debe tener en cuenta al contratar los servicios de un presentador:

1.- Según el evento es el host, así que debe definir primero el corte de su evento ante que el presentador, no en todas las ocasiones es necesario un icono televisivo o un payaso con un repertorio de chistes.
2.- Dote de información a su contratación, compártale un guión o ayúdele a armarlo, dele a conocer los antecedentes de la empresa, los productos que manejan, los eventos que sean hecho con anterioridad.
3.- Pague por los servicios que le prestan, el trabajo de marketing al igual que el de conducción es un servicio, nada más desagradable que toparse con personas que quieren caridad en medio de eventos en donde se ve el dinero derrocharse en todas partes.
4.- Trate con dignidad a los que colaboran en el evento, en especial al conductor, a lo largo de 10 años me ha tocado austeridad extrema, no me regalan ni una sola botella de agua, quieren que además de conducir hagas cosas extrañas como dar anuncios sobre coches mal estacionados o que funja como mensajero entre los técnicos, artistas y demás personal.

Los conductores invertimos en nuestra apariencia, en nuestra flexibilidad mental y verbal, así como en nuestra proyección, podemos ser el vinculo entre su audiencia y su marca, así que está en usted ahorrar unos pesos sacrificando el impacto o invirtiendo desde el principio en la manera correcta, cuidado atender los consejos que le he dicho.

Un placer haber compartido con usted, mi nombre es Arturo González, nos vemos muy pronto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL