El Día de Muertos es una celebración que mantienen las familias mexicanas. Durante el 1 y 2 de noviembre tradicionalmente se colocan ofrendas para recordar a los difuntos, una actividad que ha sido parte de la cultura de nuestro país y que expresa la manera en que los mexicanos concebimos la muerte.

Esta celebración también tiene un gran impacto en las estrategias de marketing de las marcas y de igual manera en los retailers. En las últimas semanas cuando visitaste un supermercados o una tienda departamental notaste algo distinto, luego de las celebraciones por las fechas patrias. Es seguro que viste que en cuestión de días se cambió completamente la decoración de las tiendas, desde los materiales de comunicación hasta el merchandising de algunas secciones de la tienda, con la finalidad de comunicar la temporada por el Día de Muertos o Halloween. 

El material POP se vuelve un elemento muy valioso en la comunicación de las marcas en punto de venta, ya que a través de cenefas, banners, floorprints, muppies, exhibidores, stickers o colgantes, los mensajes de marca se vuelven relevantes para el consumidor que pasea por los pasillos de la tienda, por los establecimientos físicos son un canal relevante para comprar aún en el mercado mexicano.

De acuerdo con datos de in-Store Media México, el consumidor mexicano opta por comprar en puntos de venta físicos debido a factores como el precio, experiencia de compra, surtido y sustentabilidad. La agencia de shopper marketing señala que a pesar de la necesidad de mantener un presupuesto, la comodidad y experiencia es lo que más valora el 64 por ciento de los consumidores encuestados. 

En este sentido, factores como encontrar fácilmente lo que buscan (69 por ciento), contar con variedad (65 por ciento), atención amable (65 por ciento) y no tardar demasiado en filas (63 por ciento) se suman al bloque de comodidad y experiencia.

De acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), durante esta temporada se generará una derrama económica estimada de 18 mil millones de pesos en México. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL