Cada día está el comercio electrónico gana cada vez más terreno. De hecho, prácticamente todas las proyecciones que se han lanzado sobre este sector en los últimos años muestra una clara tendencia de crecimiento en lo que refiere a ventas. Sin embargo, gigantes como Amazon, que han forjado todo su imperio en el e-commerce, siguen volteando al retail convencional, por llamarlo de alguna modo. ¿Por qué pasa esto? Parte de la respuesta radica en lo que se conoce como retail experience, sobre que cual te platicamos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

Cuando un cliente compra a través del internet tiene muchas ventajas, entre las que destacan el que pueda hacer su compra segura a través de un clic y que su producto le llegará a su casa sin necesidad de que tenga que salir de ella. No obstante, cuando una persona va a un punto de venta, lo que puede hacer distintas acciones con los productos que puede comprar, entre las que destacan probarse aquello que quieran adquirir o simplemente conocerlo a través de sus sentidos (según sea el caso del minorista en cuestión). Todo esto contribuye a la generación de un bien retail experience.

Además de la sencilla acción que acabamos de mencionar en el párrafo anterior, las empresas están tomando distintas medidas para optimizar el retail experience. Una de las medidas que han adoptado es el ofrecer acceso a internet en sus puntos de venta, lo cual tiene una gran relevancia en con un consumidor cada vez más conectado.

Otro de los aspectos que se están integrando al momento de trabajar con el retail experience es colocar áreas de descanso para que los clientes no solo puedan realizar sus compras en este sitio, sino que también puedan descansar y tomar más tiempo para estar en el punto de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL