Tal como sucede con otras empresas en todo el mundo, los retailers ha tenido que llevar a cabo innovaciones importantes, no solo en términos operativos, sino también en logística, a fin de satisfacer las demandas de sus clientes y responder de manera eficiente a sus nuevos hábitos de compra.

En este camino por adaptarse a dichos cambios y mantener su rentabilidad y competitividad, varias cadenas minoristas han llevado sus marcas al comercio electrónico y así lograr estar en el mayor número de puntos de contacto del shopper.

Solo de retailers online en México, la agencia Euromonitor estima ventas de 109,980 millones de pesos al término de este año; mientras que para el 2020 la cifra podría aumentar a poco más de 121,000 millones de pesos.

Brick & click, más que un concepto para los retailers

Durante esa evolución del retail, la omnicanalidad se ha hecho presente, por lo que las modificaciones del canal tradicional se han tornado cada vez más notorias y en menor tiempo.

Y dentro de estos cambios, hay varios términos que han surgido para denominar esa transición, destacando así el brick & click.

Alejandro Corona, columnista de InformaBTL, lo define como aquel servicio que permite a los usuarios realizar compras digitales, para posteriormente recoger sus pedidos en punto de venta, operación que según el especialista resulta más conveniente para el shopper, además de impactar positivamente en su experiencia de compra.

Son varios los beneficios que ofrece este modelo omnicanal. De acuerdo con Ignacio Caride, vicepresidente de E-comemrce de Walmart de México y Centroamérica, ofrecer este servicio, el cual en esta cadena minorista han denominado pick up, les brinda la oportunidad de incrementar su alcance con otros públicos y así aumentar el número de clientes frecuentes.

Mencionó también en entrevista para este medio que con un brick & click se acerca a los clientes que siempre han comprado en tienda física hacia el comercio electrónico y así mostrarle los beneficios y ventajas que ofrece el canal digital.

Adicional a esto, un shopper tiene la posibilidad de hacer cambios o devoluciones en establecimientos, y no solo recoger pedidos online, lo cual hará mejor la experiencia de compra, evitando que no opte por el e-commerce. Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), UPS y cosmScore, revelados en su estudio “Pulso del Comprador Online 2018”, 79 por ciento de los compradores mexicanos en línea buscan y eligen un minorista que cuente con una política de retornos o devoluciones clara.

Otro de los beneficios que ofrece el brick & click es que permite realizar más y mejores acciones de marketing, tanto offline como en plataformas en línea, lo cual favorece las compras online mediante la difusión de campañas mixtas  y así fidelizar a los clientes.

 

Te puede interesar:

Retail Marketing y Trade Marketing: ¿Qué tendencias destacarán en 2019?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL