Con el boom de la digitalización y el uso de dispositivos móviles cada vez mayor, la gente alrededor del mundo está cada día más cerca de desarrollar una adicción a este tipo de tecnología, a tal punto que pueda tener miedo a salir de casa sin su smartphone, una condición conocida como nomofobia, es decir, sentir un temor irracional a salir del hogar sin nuestro teléfono celular, o en su defecto, a quedarse sin batería.

De acuerdo con un estudio de la ONG Common Sense Media, más del 60 por ciento de los adolescentes afirmaron tener una adicción hacia su teléfono celular, mientras que el 52 por ciento de los adultos consultados también confesó tener tal adicción.

Si crees que tienes esta fobia o consideras que alguien más comienza a desarrollarla, te damos las siguientes señales paar saber cómo identificarlo.

Ansiedad, un problema en crecimiento

La tecnología incrementa la ansiedad, las conductas de abstinencia, las conductas condicionadas y a estar atentos constantemente. Nuestro sistema psíquico no se relaja, está en alerta de manera permanente.

Experimenta FoMO (fear of missing out)

Es el miedo a perderse algo de lo que está pasando en las redes sociales relacionado con las personas a las cuales se sigue. La persona tiene la necesidad, casi compulsiva, de entrar continuamente en páginas como Facebook, Twitter o Instagram. Según el psicólogo de la Universidad de Essex, Andrew Przybylski, es más frecuente en adolescentes y jóvenes y, sobre todo, entre los hombres.

Un estudio publicado en el Journal of Social and Clinical Psychology concluyó que, después de salir de las redes sociales, el estado anímico de la persona adicta es depresivo, y que cuanto más tiempo pasa conectada a Facebook, por ejemplo, más se acentúa este estado.

Sufre de nomofobia

El temor irracional a no tener el smartphone cerca, que se le termine la batería u olvidarlo al salir de casa es cada vez más frecuente. Hay gente que se lo lleva al baño, lo lleva mientras hace la limpieza o lo tiene en la cocina por si alguien llama.

El sentir nomofobia no sólo afecta tu estado emocional y te hace sentir ansioso y estar irritable, sino también perjudica tus relaciones interpersonales, tu trabajo y eleva tus niveles de estrés.

Experimenta la llamada o vibración fantasma

Es aquella sensación de que el móvil vibra o suena cuando en realidad no lo hace. Son situaciones habituales en una sociedad que tiende a mantenernos hipervigilantes, apuntan expertos. Esta hipervigilancia continua puede generar ansiedad y desgaste emocional.

Salta de una página web a otra

Sucede cuando se pasa de un contenido a otro con los hipervínculos para encontrar la mejor información, la mejor oferta, el mejor producto. Produce una insatisfacción crónica porque la persona se pasa la vida buscando siempre algo mejor. Esta actitud puede llevar a una situación de ansiedad y saturación mental.

Para terminar, te dejamos este video de Moby que refleja cómo es que, poco a poco, nos hemos hecho prisioneros de la tecnología móvil y hemos debilitado nuestra capacidad de relacionarnos con otras personas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL