Las acciones de trade marketing juegan un papel importante cuando el consumidor se encuentra en punto de venta. El objetivo es hacer más atractiva la venta y generar que se tome una decisión de compra o en otras circunstancias que el consumidor evalúe la posibilidad de adquirir el producto que se le presenta en el anaquel.

En temporadas como el Día del niño o el Regreso a Clases es bastante común que cuando visitamos una tienda encontremos una comunicación visual muy atractiva, como es evidente, el mercado en ese tipo de temporadas se encuentra saturado de productos muy similares, que esperan captura la atención del consumidor de una u otra forma, ya sea a través de un precio muy atractivo o con la entrega de un producto de calidad superior a la competencia.

Sin embargo, esto no es es nocivo de las temporadas de alta demanda. La comunicación en punto de venta, principalmente, juega un papel importante en el acomodo de los productos y la colocación de materiales en los pasillos, visto que son clave para orientar al consumidor en su compra y dirigirlo a la oferta más interesante que en ese momento tiene una marca.

Uno de los enfoques actuales de la comunicación en punto de venta está relacionada con el incremento del feedback del cliente. De esta manera los departamentos de marketing pueden conocer mejor el impacto generado por las acciones implementadas en este tipo de lugares, desde el conocimiento del producto hasta el engagement generado por medio de otros canales (por ejemplo, digitales) en los que fue implementada la campaña.

De hecho, el interés por las campañas 360 se debe ese impacto que se puede lograr a través de diferentes canales, considerando que hoy el consumidor es omnicanal y tiene una fascinación por establecer contacto con sus marcas preferidas a través de diversos canales, ya sea por redes sociales, en un chat en la página web de la tienda o visitando un establecimiento físico para tener una atención personal y rápida.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL