Ya sea que hablemos de una tienda de autoservicio o una tienda departamental, la visibilidad de una marca debe estar siempre entre los principales objetivos de una marca si desea llamar la atención del consumidor para impulsar sus ventas.

Al realizar una estrategia BTL en el punto de venta de un retailer se debe considerar un aspecto tan importante como el impacto que debe causar en el público meta. Recordemos que la eficacia de una acción BTL radica en la visibilidad que puede lograr una marca. Según expertos, esto se puede lograr a través de activaciones de marca, ya que gracias a la interacción que se genera con el consumidor se puede registrar un mayor brand awareness.

De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, las marcas destinaron para activaciones de marca 6 mil 451 millones de pesos en 2016. Siendo así la disciplina que captó el mayor volumen de inversión, logrando un incremento de 13.31 por ciento con respecto al año anterior.

Por otro lado, hay que señalar que la visibilidad de una marca dependerá del tráfico que pueda llevarse a a su zona de exhibición. Por tal motivo, la señalización es clave para llamar la atención del shopper, y por supuesto brindarle la información necesaria para que se pueda realizar una compra más informada. Dado que el consumidor actual demanda más información de sus marcas preferidas.

Asimismo, no hay que olvidar las acciones de comunicación que se pueden realizar en la tienda como señalización con material POP e incluso la creación de una experiencia a través del merchandising, que de acuerdo con algunos expertos es un vendedor silencioso.

En definitiva, para comenzar a ganar visibilidad en el punto de venta es importante dar seguimiento al comportamiento del shopper. De esta manera se pueden identificar oportunidad y detectar debilidades al momento de realizar una presencia de marca, con la finalidad de impulsar la venta del producto ganando la atención del shopper.