Otra locura más. Sí, eso parecía cuando el cliente nos dijo:“I have an idea, you have a problem…”Sin más ni más cambió de propuesta del venue y concepto en nuestra reunión. Así son los clientes y qué bueno, se les agradece, porque con este tipo de clientes aprendes y estás en un reto constante.

Más artículos de Paco Santamaría:
Cuando las marcas guardan silencio
Mis agallas no me dejan planificar

En la propuesta que habíamos hecho, todo estaba bajo control: un venue específico para eventos, el acceso, el control de invitados y la presentación de contenido del cliente. Pues no, ahora partíamos de cero. Si Kantar World Panel México es una agencia que hace investigación de mercado para saber qué compra la gente, cómo lo compra y dónde lo compra, nuestra nueva propuesta fue hacerle vivir la experiencia de compradores a los convocados al evento.

¿Qué es lo más fácil, lógico y aterrizado entonces? Fue cuando recordé la corriente Dogma, sí, el movimiento fílmico de vanguardia en los noventa que apostaba por el realismo en todo: no actores, no locaciones construidas y sin guión. Entonces propuse hacer el evento en un supermercado real, sin producir demasiado uno. Justo encontramos una locación perfecta. Un supermercado real en Prado Sur en la ciudad de México. Respetamos la infraestructura original, sin tratar de cambiar la esencia del lugar y generamos una dinámica en donde los invitados asumían una identidad diferente de una tribu o perfil de comprador. Desde una ama de casa, hasta un alto ejecutivo. Y recreamos el evento en dos partes: el mercado formal y el mercado informal de un tianguis. Ya después entró el cliente con una presentación con contenido atractivo para los asistentes y así los enganchaba para que lo inviten a sus oficinas a darles más que ese adelanto y algo a la medida.

¿El resultado? Lo van a ver en el video que grabamos a continuación y que posteo para ustedes en esta columna, que documenta el avance del evento. Invitados sorprendidos, golpeados por la creatividad y que se van a casa con contenido útil. Lo importante es sacudir con sucesos y experiencias diferentes en los eventos y convertirte en un cómplice y aliado de tu cliente. Nota mental por si hacen algo parecido: vigilen bien que sus invitados tengan suficiente estacionamiento, traten de ganar el mayor tiempo posible con los dueños del venue o locación para preparar y ensayar todo con mucha atención y envíen una zona digital post evento como la que diseñaron aquí en donde agradeces la asistencia. Por favor coméntenme qué les parece el video y la experiencia a continuación, abrazo.

http://servicioacliente.wix.com/kwpmarketcc2012#!los-preparativos

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorEspejito, espejito, dime cuál es el mejor BTL
Artículo siguienteNuevo comercial de Jordan Brand te dejará quieto
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.